Inicio  

 Lo Más Visto
- Secretario de agricultura y su pana del café
- Federales dan visto bueno a las nuevas tarifas para médicos dentistas
- El Secretario de Suiza Dairy
- Liberty adquiere operación local de AT&T
- Medtronic invertirá $50 millones en la Isla




  Por el libro
Bookmark & Share

1 de enero de 2008

Por: La Opinion


En la era de teléfonos celulares, correos electrónicos e internet, trabajar de forma "virtual" o "remota" es una tendencia cada vez más común. Pero estas tecnologías ?y el hecho de que para hacer tu trabajo no es necesario estar físicamente en la oficina? están abriéndole la puerta a un nuevo tipo de negocio: el de asistente virtual.


Muchas personas que acumularon años de experiencia desempeñándose como secretarias/os o asistentes personales en una oficina, ahora están haciendo lo mismo por cuenta propia, pero trabajando desde casa con la ayuda de un teléfono, una máquina de fax y una línea de internet.


Pero, atención: si bien el negocio de "asistente virtual" puede ser muy lucrativo, empezar puede ser competitivo y difícil.


Al ofrecer tus servicios, no sólo compites contra otros asistentes virtuales en tu ciudad, sino que cualquier persona, en cualquier parte del mundo, podría hacer el mismo trabajo que tú, por menos dinero.


Los expertos aseguran que un nuevo asistente virtual usualmente tarda un promedio de seis meses antes de obtener su primer cliente. Incluso, después de conseguirlo, en ocasiones el trabajo puede ser esporádico.


Esto se debe a que existe una gran competencia de "asistentes virtuales" que trabajan en países como India y Filipinas, quienes les cobran a sus clientes en Estados Unidos menos de cinco dólares por hora por sus servicios administrativos de contabilidad, procesamiento de datos y hasta por mantener una página de internet.


Los asistentes virtuales de más éxito son aquellos que fungen como empresarios ?no como unos simples empleados? y que al principio invierten hasta 80 horas de trabajo por semana, desarrollando un buen modelo de negocios y construyendo una página de internet para ofrecer sus servicios en la red. Dicen los expertos que hay demasiados asistentes virtuales acostumbrados a trabajar en una oficina, donde otros les dicen siempre lo que tienen que hacer, por lo que esperan que el trabajo les caiga en sus manos con facilidad.


1. Busca un espacio de oficina, un teléfono, una impresora, y una computadora con acceso rápido a la internet.


2. Crea una página en la red ?que luzca profesional? para ofrecer tus servicios.


3. Establece un plan de mercadeo explicando qué tipo de clientes estás buscando, los servicios que ofrecerás, las tarifas que cobrarás y cómo encontrarás a tus posibles clientes.


4. Afíliate a una organización, como la Asociación Internacional de Asistentes Virtuales. Esta es una forma fácil y económica de ponerte en contacto con otros profesionales de ese giro que podrían darte consejos y hasta enviarte algo de trabajo.


5. Solicita la ayuda de empresas de entrenamiento especializadas en este campo ?como ser Assist U (www.assistu.com) ?, que te pueden orientar en los pasos para empezar tu negocio, promover tus servicios y encontrar clientes. Pero esto sale caro: un curso virtual de 20 semanas con tutoría telefónica de Assist U puede costarte hasta 2,695 dólares.


Lo más difícil, por supuesto, es encontrar clientes. Por lo que debes promover tus servicios en la internet y en persona. Un buen punto de partida es afiliarte a grupos locales de empresarios, como las cámaras de comercio, que podrían darte tu primer empuje.