Inicio  






  Pa'que te montes
Bookmark & Share

28 de abril de 2008

Por Ignacio García ? www.limonauto.com





Las últimas dos semanas nosotros en www.limonauto.com <http://www.limonauto.com/> hemos publicado varios reportajes en los que hemos brindado numerosas sugerencias para que los consumidores eviten ser engañados por vendedores de autos inescrupulosos que venden unidades que habían sido chocadas o sus garantías de fabrica habían sido anuladas por acciones del dueño original.





Esta semana nos concentraremos en divulgar una creciente tendencia que los vendedores de autos usados están utilizando para defraudar a los consumidores. Se trata de ofrecer los vehículos usados que se encuentran en el "show room" del concesionario como ventas privadas en vez de a través del local.





El esquema funciona de la siguiente manera. El consumidor entra al concesionario y le informa al vendedor que le interesa un auto en particular. Luego de mostrarle el auto al consumidor y éste informarle que le interesa comprarlo, el vendedor le informa al consumidor que el vehículo que le interesa no es propiedad del concesionario, sino de una persona particular que no ha podido vender la unidad y se las dejo para ver si ellos podrían venderla. Usualmente el vendedor alega que el dueño de la unidad es un familiar o amistad del dueño del local. Acto seguido, el vendedor ofrece comunicarse con el dueño para poder hacer la venta y traspaso bajo los términos explicados por el vendedor.





Usted a lo mejor se esta preguntando cual es el problema con dicho escenario. El problema con el escenario antes mencionado es que una vez el consumidor adquiere el vehículo de motor usado como una transacción privada entre dos ciudadanos en vez de una transacción comercial con un concesionario de autos, no le aplica el Reglamento de Garantías de Vehículos de Motor del DACO. Por consiguiente, todas las protecciones de dicho Reglamento que hemos venido discutiendo por las últimas dos semanas no son de aplicación (obligación de informarle si el auto había sido chocado, obligación de permitir que usted inspecciones la unidad con un mecánico de su preferencia, entre otras). Además, es casi imposible ir en contra de un individuo en su carácter personal por ocultar choques que haya sufrido el auto u otros por menores que puedan afectar cualquier remanente de la garantía.





Nosotros en www.limonauto.com <http://www.limonauto.com/> recomendamos a cualquier consumidor que acuda a un concesionario de autos usados a no caer bajo éste esquema. Si el concesionario tiene un auto en su "show room" pero quiere que usted firme documentos como si la compra es con un individuo, déle un rotundo no y váyase a otro concesionario que haga negocios de la manera correcta.