Inicio  






  Pa'que te montes
Bookmark & Share

14 de mayo de 2008

Por: Yahoo.com

Los fabricantes de coches japoneses, pilares de la segunda economía mundial, anunciaron previsiones pesimistas para el ejercicio 2008-2009, golpeados por la disparada del yen frente al dólar y la caída del consumo en Estados Unidos tras años de insolente prosperidad.

Tras un año 2007-2008 récord, Toyota predijo una caída del 27,2% de su beneficio neto -la primera en nueve años- para el ejercicio que comenzó el 1 de abril. El de Nissan bajaría un 29,5%, el de Honda un 18,3%, el de Mazda un 23,8% y el de Mitsubishi Motors un 42,4%.

Sólo el experto en pequeños coches Suzuki Motor, muy presente en los mercados emergentes de fuerte crecimiento como India, se declaró relativamente al abrigo de la tormenta: su beneficio neto sólo disminuiría un 0,3%.

La temporada de resultados anuales, que acaba de terminar, fue un concierto de lamentos de los presidentes de los grupos automovilísticos japoneses a raíz de la caída del dólar, cuya cotización para este año se prevé a 100 yenes por billete verde, contra 114 yenes en el ejercicio anterior.

"Este año, el tipo de cambio y el alza de los precios de las materias primas serán los principales desafíos que deberemos superar. Seremos realmente puestos a prueba", advirtió el presidente de Toyota, Katsuaki Watanabe, cuya empresa lucha codo a codo con el estadounidense General Motors por la corona de primer fabricante de coches mundial. "Gozamos de un crecimiento ininterrumpido durante tantos años... Esta será la ocasión para reinventarnos", filosofó.

"Este será un año duro para el conjunto de la industria. Todos los elementos, en nuestro clima, son negativos", señaló su homólogo de Nissan, Carlos Ghosn. "Estamos muy confiados en cuanto a los desempeños de Nissan, pero debemos ser realistas", advirtió.

A la rápida apreciación del yen frente al dólar se agrega, en la lista de problemas, la fuerte contracción esperada del mercado norteamericano, vaca lechera de los fabricantes asiáticos desde hace varios años. Rebecca Lindland, analista de la consultora Global Insight, prevé que sólo 14,9 millones de vehículos serán vendidos en Estados Unidos en 2008, lo cual representaría una bajada del 7,5% en relación a 2007.

Para la industria japonesa, "la situación es muy desfavorable", comentó Hirofumi Yokoi, analista experto en el sector automovilístico de CSM Asia. Pero si bien las dificultades son las mismas para todo el mundo, cada fabricante no lucha con las mismas armas.

"Suzuki y Toyota son los mejor ubicados", afirmó Yokoi. "Suzuki, que domina de manera aplastante el mercado indio y no está muy presente en Estados Unidos, es el fabricante que más se beneficia de la situación actual. Toyota también está bien armado porque está muy diversificado fuera de Japón y de Estados Unidos, y porque localizó su producción en América del Norte, en Europa y en algunos países emergentes", lo cual amortiza los efectos de la volatilidad del cambio, destacó.