Inicio  

 Lo Más Visto
- Evaluación de la marca de arroz Great Value grano largo
- Investigan presunto fraude en venta de café "Mi AEELA"
- Acusan a cocinero por tumbarse $38,000 del restaurante donde trabajaba
- La crisis económica se lleva el 35% de las oficinas de abogados
- Se roban planta eléctrica de facilidades de estatua de Colón




  Por el libro
Bookmark & Share

14 de junio de 2019

El Nuevo Dia

El secretario del Departamento de Agricultura, Carlos Flores Ortega, firmó este jueves dos órdenes administrativas que buscarán impulsar y desarrollar la producción de huevos en la Isla.

Una de las medidas ajusta el reglamento para poder incluir a los productores de huevos pequeños, que tienen menos de 3,000 gallinas, para que puedan cumplir con las disposiciones de salud, y puedan vender su producto. Esta medida busca también impulsar la producción de huevo especializado, como el de gallinas alimentadas con productos orgánicos, o que no se mantienen enjauladas.

La otra medida, explicó, establece que en el empaque se imprima la fecha de caducidad o fecha límite recomendada para que sea usado el producto, con una lectura de “use by” o “use antes de”. Actualmente, el huevo trae la fecha de empaque.

Flores explicó que las medidas entrarán en vigor el 1 de julio, y habrá un periodo de transición y ajuste, en que se espera que se vendan todos los productos con el etiquetado viejo, para dar paso a la nueva rotulación. Este cambio busca evitar que, como ocurre en ciertos periodos en que hay más producción de huevo en otros estados continentales y se importa en más cantidad a la Isla, el producto en las góndolas pase más de 45 días desde su momento de empaque. Tanto el huevo local como el importado tendrán que cumplir con el requisito del cambio en la etiqueta.

Por otro lado, Flores explicó que la medida enfocada en los productores más pequeños busca “darles protección”, ya que “al día de hoy están fuera de reglamento y no se les permitía mercadear, porque no cumplían con las exigencias que se le piden al agricultor grande”. Agregó que ahora los inspectores de Agricultura los visitarían y orientarían, para que puedan cumplir con los reglamentos de Salud y Calidad Ambiental, y que su producto sea certificado y “se pueda llevar de una forma segura a las líneas de mercado y se puedan vender”.

Ese reglamento, de hecho, no se actualizaba desde 1999, dijo el secretario, y por tanto no incluía todas las tendencias recientes de producción de huevos de gallinas alimentadas con productos orgánicos, alimentadas solo con vegetales, o gallinas que no se mantienen en jaulas. Ahora, el reglamento incluye todas esas categorías y las guías para trabajarlas.

Al hacer el anuncio, Flores aprovechó para llamar a los pequeños agricultores “que todavía están por debajo del radar” a que “se integren y sean parte del fondo de fomento de la industria del huevo”.

El secretario recordó que, luego del huracán María, “toda la agricultura sufrió mucho, pero hay algunas que por su estructura o forma de operar perdieron mucho más, y una de ellas fue precisamente el sector de huevo y el de pollos parrilleros”, porque se perdieron muchas estructuras que colapsaron, al punto que se estima que cerca de 1.2 millones de aves murieron bajo los escombros.

Pero, agregó, la industria se ha venido recuperando, ayudada por inversiones de fondos estatales y federales, y ya “está cerca de un 85% a 90%” de como estaba.

Actualmente, no obstante, la producción de huevo local apenas cubre el 10% de la demanda de consumo, y solo hay ocho productores a gran escala y “seis o siete” pequeños, aunque el secretario confía en que con las nuevas medidas “aparezcan” otros pequeños productores.

Las ordenes son parte del esfuerzo de Agricultura para impulsar la producción de alimentos locales, y de esa manera reducir en alguna medida la dependencia de importaciones. Según el secretario, la aspiración es de llegar a duplicar la producción actual de alimentos.