Inicio  





 Lo Más Visto
- Federales intervienen con empresa que pagaba a sus guardias por servicios profesionales
- Alberic, Auto Group y Bella Group se poncharon ante el Supremo
- La pandemia pasa factura en EEUU: el 29% de los pastores pensó dejar el ministerio a tiempo completo
- ¿De dónde viene la palabra 'dólar'? Éste es su origen y significado
- RAM: NHTSA investiga bombas diésel de alta presión en sus camionetas




  Que no te cojan de...
Bookmark & Share

17 de agosto de 2021

Yahoo

Si vas a comprar un auto de segunda mano es mejor ser precavido en estos tiempos en los que la crisis económica generada por la pandemia ha disparado la desesperación y, con ella, las estafas, engaños y extorsiones.

Con la proliferación del e-commerce en esta era convulsa del Covid también se han vuelto más fáciles los engaños a través de internet, por lo que es importante que te asegures de que la página en la que estás viendo autos de tu interés sea certificada o esté respaldada por alguna marca, y que tengas alguna manera de comunicarte con el anunciante.

Te compartimos algunas de las estafas más comunes en las compras de autos usados y qué precauciones puedes tomar para evitarlas, de acuerdo con GoBankingRates.

La estafa 'Must Sell Now' (Tengo que vender ya)

Esta estafa ha costado a los compradores más de 54 millones de dólares entre 2014 y 2017, según datos actualizados del FBI. Consiste en publicar anuncios falsos con imágenes de autos que no son propiedad de los anunciantes y que ofrecen a muy buenos precios porque les urge vender.

Los delincuentes que se dedican a este tipo de estafas son expertos en jugar con tu mente y tus emociones, e inventarán todo tipo de historias que no dudarán en usar para lograr su cometido, así que debes mantenerte muy atento. La mayoría de las veces te pedirán un pago por adelantado para asegurar la compra y no volverás a saber de ellos.

Aquí aplica el mismo consejo de las ventas atractivas por internet. Si el precio es demasiado bueno y está muy por debajo del valor del mercado, lo más probable es que no sea una venta real.

La estafa "punta del iceberg"

Si no eres un gran conocedor de autos y de mecánica, más te vale asesorarte con alguien que sepa. 

Este tipo de estafas están entre las más comunes y consiste en vender un vehículo que "solo necesita" algo muy sencillo como una pieza o algún arreglito barato, y aunque aparentemente parezca que has encontrado el auto perfecto, ese arreglito es solo la punta del iceberg. Ante este tipo de anuncios, el mejor consejo es salir corriendo… lejos del auto.

 

Cuando algo es demasiado bueno a la hora de comprar un coche de segunda mano... desconfía. Foto: Getty Images.

Clonación de autos

Esta es una de las estafas más sofisticadas y difíciles de reconocer. Los estafadores trabajan con expertos en falsificación de documentos y utilizan números de VIN robados. Es también una de las más peligrosas, porque no solo perderás tu dinero sino que puedes enfrentar cargos penales. ¡Pero que no cunda el pánico! Hay formas de comprobar si el número de VIN coincide con el auto y con la documentación. 

Si estás en Estados Unidos puedes realizar una verificación a través del Sistema Nacional de Información sobre Títulos de Vehículos Motorizados (NMVTIS), un servicio gratuito del Departamento de Justicia que hallas online.

Cuidado con los sitios atractivos en internet

Es bueno tener presente el refrán de que algo es "demasiado bueno para ser verdad" si ves un sitio web demasiado llamativo. Ten mucho cuidado con las ofertas muy atractivas, con una relación calidad-precio inusual o las facilidades de pago increíbles que estabas deseando. Siempre comprueba la información proporcionada con algún experto e intenta contactar a la empresa detrás del website por tu cuenta.

En cuanto a las tan populares redes sociales, evita usarlas como medio para adquirir tu auto, a menos que conozcas directamente al vendedor.

Consejos generales a tener en cuenta

Pero también hay otros consejos generales para evitar una sorpresa desagradable en cualquier transacción financiera. 

  • Evita las compras en las que el vendedor te pida efectuar el pago depositando el dinero en una tarjeta de regalo pues estas transacciones son casi imposibles de rastrear y generalmente son estafas, ¿qué vendedor serio utilizaría ese método de pago?
  • Igualmente, evita las transferencias o depósitos por adelantado. Si conoces al vendedor o te has asegurado de que es fiable, al menos exige un comprobante de depósito.
  • Antes de comprar tu auto, siempre intenta reunirte con el vendedor en persona, examinar el vehículo, de preferencia con alguien conocedor y conducirlo. 
  • Y un último consejo: comprueba siempre que el kilometraje que está en la documentación coincida con el que marca el odómetro y asegúrate de que se registren las millas cuando pruebes el carro.

No dejes que te ganen las prisas ni las ofertas fantásticas. Es preferible alargar el proceso, cumplir todos los pasos, verificar y desconfiar ante propuestas demasiado buenas. Sólo así podrás asegurar una buena compra y disfrutar de tu vehículo con tranquilidad.