Inicio  



 Lo Más Visto
- No tenía sino un simple resfrío y lo sometieron a tres años de tratamiento contra un supuesto cáncer
- Buscan a mensajero por fraude
- Los 10 países que más y menos basura generan en América Latina (y cómo se sitúan a nivel mundial)
- Hyundai y Kia solicitan la retirada de 3 millones de coches
- Alcaldes de la montaña respaldan el uso de sistemas hidroeléctricos

 Lo Más Comentado
- Los 10 países que más y menos basura generan en América Latina (y cómo se sitúan a nivel mundial) (1)




  Por el libro
Bookmark & Share

11 de mayo de 2018

CNET

Apple recibió luz verde por parte de la Dirección Federal de Aviación (FAA) para ser de las primeras empresas que pueden volar drones sin acatarse a las reglas del gobierno. 

Era un secreto a voces que Apple estaba entre las diez empresas ganadoras de este programa piloto, pero la propia firma de Cupertino lo confirmó en un comunicado enviado a CNET en Español. 

"Apple captura tanto imágenes aéreas como imágenes de suelo alrededor del mundo para mejorar Apple Maps y pronto comenzaremos a obtener más imágenes aéreas en algunas áreas usando drones", dijo una representante de Apple a CNET en Español. "Apple está comprometida a proteger la privacidad de las personas, esto incluye el procesamiento de datos, difuminar el rostro de las personas y las placas de los autos antes de su publicación". 

Apple aprovechará este permiso para mejorar Apple Maps, el servicio de GPS y mapas de la compañía integrado en todos sus productos desde iOS 6. Apple Maps se lanzó en 2012 como una alternativa a Google Maps que a partir de ese año dejó de estar integrado en iOS. Sin embargo, Apple Maps es altamente criticado por los usuarios e incluso seis años después el servicio aún no está a la par de Google Maps. 

El permiso de la FAA podría ayudar con esto. Volar drones por encima de lo permitido daría a Apple la ventaja para obtener más y mejores imágenes, corregir errores en previas imágenes satelitales y actualizar constantemente la información de Apple Maps. 

Apple y las otras nueve entidades que obtuvieron el permiso podrán, durante los próximos dos años y medio, volar drones durante las noches, sobre el público y más allá de la vista del piloto, reglas que todos los demás pilotos de drones comerciales y de ocio deben seguir. Además, también pueden usarlos para hacer entregas de paquetes, para probar maniobras que les ayudarán a evitar choques, y también para evaluar qué tan seguras son las conexiones entre el dron y el piloto para así evitar posibles hackeos. Todos estos datos luego serán analizados por la FAA y el Departamento de Transporte federal y se considerarán cuando vuelvan a desarrollar o cambiar las reglas generales.