Inicio  

 Lo Más Visto
- El Indice de Actividad Económica sigue cayendo
- Los 5 errores más graves que los jóvenes cometen con su dinero
- Entra en vigor veto de EE.UU. a comercio con firma china Huawei
- ALERTA A LOS CONSUMIDORES: antes de comprar un vehículo compruebe que no haya fraude en el odómetro
- Hyundai alerta sobre esquemas de fraude




  Por el libro
Bookmark & Share

31 de julio de 2019

El Diario NY

El Departamento de Asuntos de Consumidores y Protección de Trabajadores, DCWP, ha presentado una demanda contra American Airlines por contravenir la legislación de licencia de días por enfermedad. Según la acción abierta ante el Administrative Trials and Hearings (OATH), la aerolínea disciplinó al personal de tierra que hizo uso de esas jornadas.

La lista de agravios tiene además otros puntos ya que según se argumenta desde la ciudad, no se pagan los días por enfermedad como se requiere, se impide que los trabajadores acumulen días e ilegalmente se requiere una notificación adelantada además de documentación médica por menos de tres días de licencia. American no proporciona a sus empleados la notificación de sus derechos.

Por todo ello el departamento dirigido por Lorelei Salas está reclamando unos $375,000 en restitución para más de 750 trabajadores de sus equipos de tierra, incluidos agentes, representantes, servicios de flota y mecánicos. Se han pedido también multas civiles.

“American Airlines ha violado los derechos de su equipo de tierra haciendo que a los trabajadores les asuste ejercer sus derechos porque serán disciplinados por usar un día por enfermedad”, lamentaba Salas. Esta comisionada decía que no solo es ilegal sino que también es “decepcionante que un empleador anteponga sus negocios a la salud de sus empleados”.

Las leyes sobre licencia por enfermedad establecen que los empleadores con cinco o más trabajadores, que tengan en su horario más de 80 horas por cada año, deben proveer días sin trabajo pagados. Los empleadores deben tener una política de días por enfermedad que sea igual o más amplia que la que requiere la ley.

Los días por enfermedad se acumulan a un ritmo de una hora por cada 30 trabajadas y se pueden empezar a  usar 120 días después de su primer día de trabajo. La ley prohíbe las represalias y ordena informar de sus derechos a los empleados. A estos se les puede pedir documentación en el caso de que no vayan a trabajar durante más de tres días seguidos pero es ilegal indagar la enfermedad que les ha obligado a ausentarse del trabajo.