Inicio  





 Lo Más Visto
- Inconstitucional negar beneficios de programas federales
- Ocupan decenas de expedientes de solicitudes fraudulentas al PUA
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Inoperante el servicio para obtener el certificado de antecedentes penales en línea
- Educación admite falla del sistema durante el reinicio del semestre




  Por el libro
Bookmark & Share

13 de julio de 2020

El Vocero

Administradores de hogares bajo el Programa de Servicios para las Personas con Discapacidad Intelectual, denunciaron la falta de pago por parte del Departamento de Salud (DS), lo que afecta los servicios a los participantes del programa.

“Nuestro problema es que el servicio nuestro, lo facturamos mensualmente después de que ya rendimos el servicio. Se supone que se nos pague a tiempo y eso no está pasando. Ni los hogares comunitarios, ni sustitutos tenemos los recursos económicos para dar todos los servicios con empleados si no recibimos los pagos a tiempo y eso está poniendo en peligro a los participantes. Están impulsando a los hogares a dejar de dar servicio”, expresó la propietaria de uno de los hogares y que habló con EL VOCERO bajo condición de anonimato.

Señaló que han hecho múltiples gestiones con el Departamento de Salud pero, han sido infructuosas. Afirmó que la agencia reconoció que ha tenido problemas para hacer los pagos.

Destacó que en varios centros no cobran desde mayo pasado.

Recordó que en abril de 2016 el juez federal Gustavo Gelpí, quien preside el caso sobre este programa, ordenó congelar las cuentas del DS, a fin de garantizar el pago a los proveedores y a su vez los servicios a los participantes.

“No podemos subsistir con dos facturas sin pagar. El servicio se da por adelantado. Cuando yo tengo dos facturas es como estar tres meses sin cobrar porque que ya yo hice el trabajo. Ya le pagué a mis empleados, son facturas de servicios por servicios prestados”, acotó.

Expuso que cada hogar es diferente, que en su caso, que es un hogar comunitario, el gobierno le requiere que haya dos personas por turno 24 horas.

Explicó que los hogares sustitutos solo se admiten no más de tres participantes. “Son hogares de fácil manejo. Es llevarlo a tu casa sin ningún tipo de empleado y lo atiendes tú. Son parte de tu familia”, precisó.

Mientras, que el hogar comunitario pueden haber hasta seis participantes. 

“El hogar comunitario son de más difícil manejo. Requieren más asistencia o apoyo. Puede requerir desde cambiarle los pañales, agresividad. Estos hogares comunitarios tienen que rendir todo lo que requiere un negocio”, señaló.

Mencionó que los Centros Tradicionales de Servicios (CTS), a donde son llevados los participantes durante la semana están cerrados debido a la pandemia.

El programa tiene el propósito de facilitar la inclusión del participante en la comunidad, a fin de trascender las fronteras, establecer relaciones y promover la integración de los participantes con sus familias, entre otros. 

Por su parte, el Departamento de Salud indicó que de los 56 centros, solo restan por pagar seis, que fueron los últimos que sometieron sus facturas.  De no haber problemas, la agencia pagará las restantes seis.