Inicio  





 Lo Más Visto
- Decomisan 10 millones de mascarillas N95 falsas en Estados Unidos
- La hamburguesa más cara del mundo cuesta 5 mil dólares y te contamos qué tiene de especial
- ERCOT subirá los precios de la electricidad en Texas a pesar de los apagones; culpa a la tormenta
- Si tienes préstamos estudiantiles federales, lee lo que sigue
- Paralizadas las labores en Hima de Caguas




  Por el libro
Bookmark & Share

27 de enero de 2021

FEDIGAS

El monopolio de la industria del gas licuado sigue abusando del consumidor y del comercio mediano y pequeño. Efectivo el 25 de enero de 2021, anunciaron otro aumento más, en esta ocasión, $5 en el cilindro de 100 libras. Con los aumentos injustificados y abusivos impuestos en diciembre de 2019, el consumidor ha recibido aumentos con un impacto en su bolsillo de 18 dólares, en poco más de un año. Estos aumentos han ocurrido después que Puma Gas le cedió las operaciones de gas a Empire Gas.

El DACO ha resultado en una agencia inoperante en favor de los intereses del consumidor. Determinó que los aumentos impuestos en diciembre de 2019 fueron contrarios a las regulaciones. Les impuso una multa muy por debajo del máximo que permite la ley. Luego, en el proceso administrativo, no sólo les redujo la multa a niveles ridículos que incentivan la violación, sino que en la práctica validó los aumentos ilegales, al no congelar el margen de ganancia retroactivo a la fecha de la imposición de dichos aumentos. Tampoco DACO ordenó la devolución de todo el dinero obtenido por aumentos ilegales, alegando que no tiene facultad para ello sin una querella de cada persona afectada. La intervención del DACO resultó en un negocio redondo para la ilegalidad.

El DACO reconoce públicamente que el precio en el mercado de gas licuado es producto de la poca competencia a nivel del importador-distribuidor. Eso, la ausencia de dientes en la ley y la pobre ejecución de DACO permiten que el virus de la avaricia devore al consumidor.
Urge la aprobación de leyes que fomenten la verdadera libre competencia, penalicen la competencia desleal e impidan prácticas monopolísticas. Urge voluntad política para aplicar las leyes que protegen al consumidor. Urge una profunda y efectiva investigación de la industria del gas licuado en Puerto Rico.