Inicio  

 Lo Más Visto
- Secretario de agricultura y su pana del café
- Lejos los empleos proyectados en el comercio
- El petróleo de Texas baja un 0,3 % por temor a la evolución de la economía
- Baja de nuevo esta semana precio del petróleo de EE.UU.
- Retrocede precio del azúcar crudo




  Por el libro
Bookmark & Share

30 de julio de 2019

El Vocero

Los abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) comenzarán a recibir una nueva factura a partir de agosto en la que el precio del kilovatio hora se mantendrá consistente por tres meses en lugar de los ajustes mensuales que experimentan hasta el momento.

El director ejecutivo de la corporación pública, José Ortiz, explicó que el precio fijo desde agosto hasta octubre de este año será de 19.99 centavos, al tiempo que hizo claro que no se trata de un cambio en el costo de la tarifa. A finales de cada trimestre procederán a revaluar y ajustar los precios a razón del costo del combustible, producción, empleados y otros gastos administrativos.

“Los componentes que llenan ese costo de la tarifa se han reducido. Es algo que se estará reevaluando cada tres meses y que cambiará. Hay muchos factores que influyen sobre esto, pero estaremos por debajo de los 20 centavos por primera vez en mucho tiempo”, comentó Ortiz.

El pasado mes de abril, los clientes residenciales con un consumo mínimo de 800 kilovatios recibieron una factura de $177.85 cuyo precio por kilovatio hora fue de 22.23 centavos. Ortiz explicó que —con la tarifa fija que estará vigente para los próximos tres meses— ese cliente pagará un promedio de $159.90 si mantienen el mismo nivel de consumo. Indicó, además, que para el pasado mes de junio el costo del kilovatio hora fue de 20 centavos.

El director ejecutivo indicó que se mantiene una tendencia a la baja influenciada en parte por un aumento de 4.35% en el consumo de energía, el registro de entre 125 a 130 clientes nuevos por mes y la devolución de $15 millones en sobregiro tras la implementación de la tarifa provisional luego del paso del huracán María.

“Estamos añadiendo familias, industrias o comercios a razón de 125 a 130 clientes nuevos por mes. Estamos revirtiendo la tendencia anterior a María, que era a la baja por la pérdida de clientes. La tendencia al alza en consumo mes a mes está sólida y consistente. Si esto sigue así, para septiembre u octubre es posible que sobrepasemos los números de los años previos a María”, detalló Ortiz.

Indicó, además, que 50% o más del costo de energía es del combustible y que esto podría mermar con la integración en los próximos meses del gas natural en la central de San Juan. “Si bajamos el costo del combustible en 20% baja el costo de la factura en 10%. Vamos a cambiar el diésel —que es lo más caro— en la estación de San Juan. Esto debe estar listo para octubre. Eventualmente, en los próximos seis a 10 meses, tendremos otro impacto positivo en la factura”, sentenció.

En cuanto a los números operacionales de la corporación, Fernando Padilla, administrador de Reestructuración y Asuntos Fiscales de la AEE, sostuvo que al cierre de mayo la corporación estaba 9% ($274 millones) en ingresos por encima, mientras que los gastos fijos están 3% ($120 millones) por debajo de lo proyectado.

Amenaza para la inversión

Por otro lado, Ortiz aseguró que la crisis política que enfrenta la Isla tras la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló y varios funcionarios de su gabinete —cuyos puestos son críticos para el desarrollo económico— representa una amenaza para el mercado de inversión, así como para el proceso de privatización de la AEE.

No obstante, acotó que —aunque podría tener un impacto negativo— la corporación corrió con la suerte de que los interesados siguen en pie. “Tenemos tres proponentes con los que nos hemos mantenido en comunicación y siguen interesados a pesar de la situación que enfrentamos. Tenemos la ventaja de que somos de las más grandes de Estados Unidos”, comentó Ortiz.

En un principio, la Autoridad para las Alianzas Público Privadas de Puerto Rico (AAPP) recibió las cualificaciones de cinco proponentes privados interesados en administrar y operar todas las facetas del sistema de distribución y transmisión de energía de la AEE mediante el mecanismo de alianza público privada (APP). Al momento, Ortiz confirmó que solo las empresas Duke Energy Corporation, Quanta Services y PSEG Services Corporation siguen en el proceso.

“Me preocupa la situación, pero hasta el momento los proponentes mantienen el interés y no prevemos que nos afecte. Estamos proyectando que para octubre se complete la privatización. Seguimos trabajando, todo esto sí son situaciones negativas, pero todos los proyectos se siguen moviendo”, aseguró el director.

Pide nombramiento urgente para Aafaf

Asimismo, Ortiz instó a que se realice de manera urgente un nombramiento para la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) tras las renuncias de su director ejecutivo, Christian Sobrino Vega, y del director interino José Santiago Ramos.

“Tienen que nombrar a alguien de Aafaf. Ese puesto es bien importante porque tienen una silla en nuestra junta y también preside las APP. Esa persona dirige el comité que correrá la contratación del ente que dirija a la autoridad tras la privatización. Nosotros solo somos un apoyo a esa gestión”, comentó.

En cuanto al atraso del acuerdo de la AEE para la reestructuración de la deuda que mantiene con sus acreedores, el director de la corporación está confiado en que se discuta en o antes de septiembre. Mencionó que —a la fecha— continúan en negociaciones para que más acreedores se sumen al acuerdo.