Inicio  



 Lo Más Visto
- LAS 20 MEJORES OFERTAS DE LAS TIENDAS DE ALIMENTOS PUBLICADAS EN PUERTO RICO
- Cooperativa alerta a sus clientes sobre el fraude de los dinares de Irak
- Si extravió o laminó su tarjetita…
- No cuentes con ese cheque
- Infladas las ventas de vehículos de motor por el efecto Tacata




  Por el libro
Bookmark & Share

La Nacion

La mayoría de los alimentos puede conservarse por un período más extendido del que se cree.

Cuando quieres transitar hacia una alimentación más saludable, con menos productos industrializados y más preparaciones caseras, surge la incógnita recurrente... ¿Cuánto dura?

Tener un buen manejo de los principales medios de conservación de los alimentos (refrigeración, congelación y, deshidratación) es infalible para evitar una contaminación alimentaria y así, no atentar contra nuestra salud.

A continuación todo lo que necesitas saber sobre cómo conservar los alimentos para alargar su vida útil y, evitar una enfermedad transmitida por su manejo incorrecto.

Refrigeración

Uno de los principales medios de conservación de los alimentos ya que al disminuir la temperatura aumenta la vida útil de los mismos, limitando la actividad enzimática, y de los microorganismos.

PUBLICIDAD

Esta es la duración en la nevera (32 a 41°F)

• Carnes enteras crudas: 3 a 4 días / Envolver con film permeable al oxígeno y semipermeable a la humedad.

• Carnes picadas crudas: 1 día / Envolver con film permeable al oxígeno y semipermeable a la humedad.

•Aves crudas: 2 a 3 días / Envolver con film permeable al oxígeno y semipermeable a la humedad.

• Pescados y mariscos frescos: 1 día / Preferentemente congelar

• Salsas: 1 a 2 días

• Huevos crudos con cascara: 21 a 30 días desde la postura / No lavar para almacenar.

• Hortalizas y frutas frescas: 3 a 5 días / Conservar bien ventiladas, evitar la condensación de humedad usando bolsas especiales. No lavar antes de refrigerar.

• Manzana y cítricos: 2-3 semanas / En bolsas perforadas o directamente sin envoltura.

• Alimentos cocidos y preparaciones caseras: 1 día

• Alimentos envasados - Lácteos y embutidos: Respetar recomendaciones industriales / Mantener en envase original.

• Leches y crema abierta: 2 a 3 días / Mantener en envase original.

• Jugos abiertos pasteurizados: 3 a 4 días / Mantener en envase original.

• Enlatados abiertos: 1 a 2 días / Trasvasar a un recipiente limpio.

• Dulces artesanales: 15 días / Son preparaciones de bajo riesgo por su alto contenido en azúcares.

• Agua de red: 1 día / Filtrada o no.

• Aderezos industriales abiertos: 2 meses. Bajas calorías 15 días / No congelar

Congelación

Al disminuir la temperatura a -0.4°F, este método reduce la actividad de agua, detiene el desarrollo microbiano y minimiza la actividad enzimática, alargando la vida útil de los alimentos.

Esta es la duración en “freezer” de hogar (-0.4°F)

• Carne vacuna: 6 meses / Conservar en envase impermeable a la humedad para evitar oxidación y, quemaduras por congelación.

• Carne picada y pescado: 3 meses / Congelar en porciones y con separadores para acelerar el proceso de congelación y descongelación.

• Embutidos industriales: 6 meses / Congelar en porciones y con separadores para acelerar el proceso de congelación y descongelación.

• Carnes cocidas: 2 a 3 meses / Congelar en porciones y con separadores para acelerar el proceso de congelación y descongelación.

• Aves crudas: 3 a 6 meses / Congelar en porciones y con separadores para acelerar el proceso de congelación y descongelación.

• Aves cocidas: 1 a 2 meses / Congelar en porciones y con separadores para acelerar el proceso de congelación y descongelación.

• Verduras: 8 meses / Escaldar previamente. Se deben cocinar sin descongelar y, conservar en el envase original.

• Pan y bollería: 3 meses / Congelar tiernos y envueltos en film plástico o de aluminio.

PUBLICIDAD

• Frutas: 8 a 10 meses / Se puede congelar en jarabes (dulces) o escaldados.

• Platos precocidos: 2 a 3 meses / Seguir las indicaciones industriales.

Tips para su conservación

• Los alimentos por congelar deben estar protegidos por un envase impermeable, en contacto con él, de lo contrario una cierta proporción del agua contenida se puede evaporar en el curso de la congelación.

• Para hortalizas y frutas es recomendable realizar un tratamiento térmico previo como el blanqueado (hervido rápido, "pre-cocción")

• Los alimentos cocidos deben ser enfriados antes de ser introducidos y, ubicados lejos de los ya congelados.

• Los alimentos a congelar deben ser envasados en recipientes herméticos o envueltos en materiales impermeables al agua y al vapor.

• No debe haber aire entre el envase y el alimento para evitar la quemadura por congelación.

• Cuando se congelan alimentos líquidos o semilíquidos debe dejarse un espacio libre para la dilatación que sufren al completarse la congelación.

• Se recomienda usar envases aptos para freezer. Si se trata de descartables, deberán ser nuevos y aptos para alimentos. Los recipientes de vidrio templado, una vez retirados del congelador deben dejarse a temperatura ambiente antes de ser calentados para evitar su rotura.

Deshidratación

Es la forma más antigua de conservar los alimentos. Se produce por una disminución de la actividad de agua.

Existen dos tipos:

• Natural: secado al sol / el tiempo depende de la intensidad del mismo y el contenido de agua del alimento pertinente.

• Artificial: deshidratador u horno abierto a fuego corona / la temperatura no debe sobrepasar los 140°F.

Hay equipos deshidratadores que disponen de una regulación térmica, lo cual permite una mejor eficiencia de secado, sobre todo en alimentos con elevada humedad.

Cuando el equipo está cargado, conviene comenzar con algunas horas (3 a 4) a temperatura alta (140°F) a fin de forzar una evaporación inicial más rápida, completando luego el proceso a temperatura inferior (104°F). Esto permite acortar el tiempo de secado y con ello evitar desarrollo microbiano (hongos).

Muchas personas creen que los alimentos se conservan por un corto período de tiempo. Si bien esto es cierto para algunos, la mayoría puede conservarse por un período más extendido del que se cree.

Solo es cuestión de utilizar el método más adecuado y tener en cuenta estos tips para alargar su fecha de caducidad.