Inicio  





 Lo Más Visto
- Internet: En Puerto Rico se paga lo mismo que en EEUU por una velocidad menor
- Alertan sobre fraude telefónico a beneficiarios del Seguro Social
- Se complica el panorama de los desempleados
- Intervienen con varios negocios en la zona norte
- Cierran oficina del Departamento del Trabajo en Fajardo




  Que no te cojan de...
Bookmark & Share

2 de abril de 2020

La Opinion

Es normal que la gente pague diferentes precios dependiendo del momento y el lugar en donde los compra, además de otros factores, pero de seguro te sorprenderá saber que, algunas veces, también podrían pagar más por el simple hecho de ser mujer.

A continuación, te compartimos cuatro de estos casos.

1–Autos

En un estudio de CJ Pony Parts se descubrió que los concesionarios de automóviles dan a las mujeres precios de lista que son $200 dólares más altos que los que les ofrecen a los hombres. Esto podría deberse a que algunas mujeres no se sienten muy seguras al comprar un auto, por lo que vendedores se aprovechan de esto y ofrecen precios más alto.

Por eso, lo recomendable es investigar y saber exactamente lo que vas a comprar antes de ir al concesionario, de acuerdo con MSN.

2–Artículos de cuidado personal

Estos productos son mucho más costosos para las mujeres que para los hombres. Según la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO, por sus siglas en inglés) los desodorantes, gel, cremas de afeitar, navajas para afeitar y perfumes tienen un precio más alto cuando están dirigidos a las féminas.

De hecho, un buen consejo para ellas sería comprar algunos de estos productos en el área de hombres.

3–Ropa

Un buen ejemplo de esto son los pantalones de mezclilla. Los precios de algunos para hombres cuestan $80 dólares, mientras que un estilo similar podría ofrecerse hasta en $168 dólares a las mujeres.

Lo mismo ocurre con las camisas, y esto aplica tanto para niñas y adultas.

4–Champú y acondicionador

Los productos que están comercializados para mujeres pueden costar hasta un 48% más en comparación con el de los hombres. En promedio, los champús y acondicionadores de los hombres cuestan $5.68 dólares, mientras que los que son para mujeres salen en $8.39 dólares, a pesar de que básicamente tienen el mismo contenido, según Business Insider.