Inicio  



 Lo Más Visto
- Analisis de aumento de peajes de Metropistas para automóvil.
- Trucos para conseguir el mejor asiento en un avión
- Alerta: Retiran medicamento para bebés de Walmart, CVS y Family Dollar
- Hacienda enviará cartas de cobro a los que no hayan pagado IVU por comprar en Internet
- TRUMP NO PUEDE SALVAR A LA INDUSTRIA DEL CARBÓN AUNQUE QUIERA




  Por el libro
Bookmark & Share

21 de noviembre de 2018

Consumer Reports

Los televisores merecen atención especial durante las ventas del Black Friday porque son los productos electrónicos con más demanda. Y, aunque el pasillo donde son ubicados suele presentar las mejores ofertas en toda la tienda, son las más difíciles de entender. Razón por la cual le presentamos algunas sugerencias de compra.

1Considere un modelo de TV “derivado”. Suelen verse con más frecuencia a partir de octubre. Se trata de televisores de bajo precio diseñados específicamente para el Black Friday; y algunos están disponibles solo a través de un solo minorista. Estos aparatos se denominan “derivados” en la industria de los televisores porque son similares a los modelos de producción regular que están vigentes todo el año, pero con diferentes números de modelo y, a menudo, con menos características o funciones. Por ejemplo, pueden tener menos entradas HDMI o incluir un control remoto más sencillo.

Algunos de estos televisores pueden ser una buena oferta. Por ejemplo, el año pasado, un derivado de Samsung de 55 pulgadas que Consumer Report probó costaba aproximadamente $170 más barato que el televisor en el que se basaba y tuvo un desempeño igual de bueno en las pruebas. Sin embargo, otros televisores pueden no ser verdaderos derivados, pero también aparecen en esta época del año.

Es difícil juzgar la calidad de los derivados y los nuevos aparatos para los días festivos; y también es difícil comparar los precios. Después de todo, si un televisor solo lo vende un minorista, no puede comparar o pedirle a una tienda que respete una garantía de equiparar precios.

2Evite los accesorios caros. Si acaba de conseguir un televisor maravilloso con pantalla gigante 4K en un precio nunca antes visto, no desperdicie sus ahorros en accesorios costosos o garantías extendidas. Aquí es donde las tiendas hacen dinero, por eso insisten tanto en que las compre.

Si sabe que necesita un cable HDMI, cómprelo por adelantado en alguna tienda en línea como monoprice.com o, bluejeanscable.com. De esta manera no le presionarán para pagar de más en la tienda, donde podría costar $35 por un cable HDMI de seis pies que se desempeña igual que un cable de menor costo.

3Los televisores más baratos no son siempre la mejor oferta. Los especiales más deslumbrantes atraen a las personas que quieren ahorrar, pero podrían no ser el mejor producto por su precio. Probablemente esa televisión “menos costosa” no rendirá igual que una de mejor calidad y un poco más cara. Asimismo, los televisores de precio de promoción, por lo general están en su precio más bajo. Un minorista podría tener espacio para negociar en un modelo más avanzado o en el modelo insignia. Por eso no tenga miedo de pedir un descuento en un televisor durante sus compras del Viernes Negro o durante todo el año.