Inicio  



 Lo Más Visto
- Analisis de aumento de peajes de Metropistas para automóvil.
- Trucos para conseguir el mejor asiento en un avión
- Alerta: Retiran medicamento para bebés de Walmart, CVS y Family Dollar
- Hacienda enviará cartas de cobro a los que no hayan pagado IVU por comprar en Internet
- TRUMP NO PUEDE SALVAR A LA INDUSTRIA DEL CARBÓN AUNQUE QUIERA




  Por el libro
Bookmark & Share

21 de noviembre de 2018

Primera Hora

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) investiga un brote multiestatal de salmonella multirresistente que está vinculado a productos de pavo crudo.

Para el 5 de noviembre, 35 estados habían reportado unos 164 casos. Han sido hospitalizadas 63 personas. Y en California se registró una muerte.

Asimismo, el pasado 15 de noviembre, la empresa Jennie-O Turkey Store Sales retiró del mercado aproximadamente 91,388 libras de productos de pavo molido crudo.

Es por esto que el CDC explicó que los problemas más comunes que causan los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos relacionadas con las aves en los Estados Unidos son los errores de manipulación y no cocinarlas de manera adecuada.

Aquí te presentamos 4 consejos del Centro para que cocines tu pavo del Día de Acción de Gracias de forma segura:

1. Descongelar el pavo

Descongele el pavo en el refrigerador, en el microondas o en un fregadero lleno de agua fría que recambie cada 30 minutos.

Nunca descongele el pavo dejándolo sobre el mesón.

Cuando se deja un pavo a temperatura ambiente por más de dos horas, se elevan las temperaturas y permite que las bacterias se multipliquen rápidamente.

2. Manipular el pavo

Cuidado, las aves crudas pueden contaminar todo a su alrededor.

Es por esto que el CDC recomienda seguir los cuatro pasos para la seguridad de los alimentos: cocinar, limpiar, enfriar y separar.

Así podrá prevenir que las bacterias se propaguen a los alimentos y a su familia.

3. Relleno del pavo

Si usted va a cocinar el relleno de forma separada, se recomienda que lo haga en un recipiente para hornear. Esto garantizará que todo el relleno se cocinará a la misma temperatura.

Si lo va a cocinar dentro del pavo, asegúrese que lo rellana justo antes de meterlo al horno. En esta ocasión, deberá utilizar un termómetro de alimentos para que te asegúrate que el relleno alcanzará una temperatura de 165 °F.

El CDC advierte que las bacterias pueden sobrevivir en un relleno que no haya alcanzado los 165 °F.

Luego de sacar el pavo, espere unos 20 minutos para sacar el relleno. Este tiempo hará que se termine de cocinar.

4. Cocinar el pavo

Para cocinar el pavo, el horno debe tener una temperatura de, al menos, 325 °F.

“Coloque el pavo completamente descongelado con la pechuga hacia arriba en una bandeja de hornear que tenga de 2 a 2.5 pulgadas de profundidad”, es lo recomendado por el CDC.

Utilice un termómetro de alimentos para asegurarse que la temperatura interna alcance los 165 °F. Enfóquese en el centro del relleno y en las partes más gruesas como la pechuga, el muslo y la articulación del ala.