Inicio  



 Lo Más Visto
- ¿Con cuánta frecuencia nos debemos bañar?
- Revise su leche ‘de almendras’. Ordenan recoger algunos cartones por contener leche de verdad
- Se vacía la Isla
- Se disparan reclamaciones contra Triple S por María
- Cargos contra mujer que robó a su exsuegra $54,750




  Por el libro
Bookmark & Share

25 de enero de 2018

SinComillas

El gobierno presentó el Plan Fiscal Revisado a la Junta de Control Fiscal que incluye un recorte de $1,500 millones en gastos y que espera reducir el déficit estructural en un periodo de cinco años. Se estima que la economía sufrirá una fuerte contracción de 11.2% en el actual año fiscal y que en el 2022 habrá un crecimiento de 1.5%.

La población se reducirá 7.7% este año –en el plan fiscal original la pérdida de población era de sólo 0.2%–  y se espera que esa pérdida se estabilice con una caída promedio de 3% en los próximos cuatro años. El plan no incluye pago de deuda pública en los próximos cinco años.

El nuevo plan fiscal, que incluye los efectos de los huracanes Irma y María, revisa a la baja las proyecciones económica, que originalmente suponía una contracción de 3.9% el primer año. En cambio, a diferencia del plan fiscal original, ahora se verá un crecimiento desde el año fiscal 2019, cuando se espera un alza de 7.5% impulsado por la llegada de ayudas federales asociadas a los esfuerzos de recuperación del huracán. Tanto la caída de 11.2% en el 2018 como el crecimiento de 7.5% son cifras que nunca se habían experimentado.

El Plan Fiscal considera la inyección de cerca de $35,000 millones en ayudas federales de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) en los próximos años, cifra que excluye los Community Disaster Loans (CDL) y fondos adicionales bajo el programa de Medicaid. En el primer año se esperan $11,600 millones en ayudas federales.

Por otra parte, el Plan Fiscal presentado cuenta con ahorros acumulados de $3,001 millones al Gobierno central para el año fiscal 2022, que incluye ahorros de $303 millones en el Departamento de Educación, $130 millones en el Departamento de Corrección y $86 millones en el Departamento de Salud.

De igual forma, mediante la transformación, consolidación y centralización de 118 a alrededor de 35 agencias, se logrará un ahorro aproximado de $554 millones. Se estima que la congelación de plazas y eficiencias en costos operacionales economizarán $191 millones.

En cuanto a los municipios, el nuevo Plan Fiscal posterga la eliminación del subsidio de $350 millones —anunciado en la primera versión— hasta el 2022. El subsidio se aumentará y amortiguará hasta el año fiscal 2022 en lugar de eliminarlo en el año fiscal 2019. Para el 2018 recibirán $220 millones en lugar de $175, como suponía el plan fiscal certificado en marzo 2017. Para el 2019 recibirán $165 millones en lugar de no recibir subsidio. Para el 2020 recibirán $110 millones y para el 2021, $55 millones. El subsidio se eliminará en el 2022, en lugar del 2019.

La Reforma Contributiva reducirá las contribuciones a individuos y corporaciones, para que llegue a menos de 30% en la mayor escala y se reduzca en todas las escalas. Hoy día la mayor escala está en 33% al individuo y 39% a las corporaciones. Esto equivaldrá a cerca de $500 millones devueltos al contribuyente cada año.

También se reducirá el Business to Business (B2B) de 4% a 2% en el 2019 y a 0% en el 2020. Igualmente, se reducirá el Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) para la comida preparada a 7% y se mantendrá el ingreso de los municipios.

Por otra parte, habrá eficiencias en el cobro de impuestos y las tarifas existentes, lo que significará un ahorro de $415 millones para el 2022. Se implementarán plataformas de tecnología, cuyas eficiencias aumentarán el cobro de impuestos que se evaden y no entran a las arcas del Gobierno.

Además, se llevará a cabo una reforma de compra en el Gobierno, mediante la centralización de los procesos. Esto logrará obtener economías de escalas y permitirá llevar a cabo un proceso más eficiente y transparente. Esta reforma equivale un ahorro de $43 millones para el 2022.

Asimismo, a partir del 2022 no se añadirán recortes adicionales al subsidio de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y para ese año recibirán $410 millones.

El gobierno también presentó los Planes Fiscales Revisados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).