Inicio  




  Por el libro
Bookmark & Share

7 de enero de 2019

El Vocero

Teresa González Hernández, una de las 11 personas acusadas por un gran jurado en agosto pasado de cometer fraude contra el Seguro Social, se declaró culpable por estos hechos, tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía federal.

El pliego acusatorio indica que la convicta, a quien se le radicaron 40 cargos por fraude electrónico, defraudó al Seguro Social en $57,947.

La acusación indica que González Hernández abrió una cuenta bancaria junto a una persona identificada por sus iniciales JLM.

El 28 de octubre de 2010, JLM solicitó al Seguro Social que sus beneficios por incapacidad fueran depositados en la cuenta conjunta con la acusada.

Tras la muerte de JLM, González Hernández continuó recibiendo los fondos que le correspondían al difunto y no reportó su fallecimiento.

El Seguro Social hizo 71 pagos electrónicos que totalizaron $57,947.

La acusada hizo alegación de culpabilidad en cinco de los 40 cargos. Las restantes acusaciones serán desestimadas el día de la sentencia, pautada por el juez federal Francisco Besosa para el 29 de enero.

Cárcel por 14 meses

Como parte del acuerdo de culpabilidad, la fiscal Vanessa Bonano recomendará una pena de 14 meses de prisión. Si la acusada hubiese enfrentado el juicio se hubiese expuesto a una sentencia de hasta 20 años de cárcel, a una multa de $250,000 y a tres años de libertad supervisada.

González Hernández es representada por el abogado John Connors, de la Oficina del Defensor Público federal.