Inicio  





 Lo Más Visto
- Compras de farmacia ¿cuál es más barata?
- Se desploman las ventas de viviendas
- Piden se atiendan querellas por cobro de Auto Expreso
- Hyundai y Kia retiran compactos por defecto con luz de freno
- La pobreza alcanzará a más de la mitad de la población




  Por el libro
Bookmark & Share

5 de diciembre de 2017

Primera Hora

El secretario de Agricultura de Puerto Rico, Carlos Flores, dijo hoy que aún 8,000 de los aproximadamente 15,000 agricultores de la isla no han solicitado ayuda en forma de préstamos de emergencia que ofrece el Gobierno federal por las pérdidas en sus cosechas a causa del huracán María.

"A pesar de los esfuerzos, el agricultor tiene que ir a pedir la ayuda", sostuvo el funcionario en rueda de prensa, en la que anunció los diferentes incentivos que las agencias federales han estado trabajando para ofrecer a los miles de agricultores locales que perdieron sus cosechas por el ciclón.

En cuanto al porqué esos miles de agricultores no han solicitado las ayudas, Flores dijo que la idiosincrasia de estos trabajadores provoca que no les guste salir de sus fincas y visitar una oficina gubernamental, por posiblemente desconfianza en las autoridades.

De igual forma, agregó que la apatía de estos agricultores se debe también a que prefieren trabajar de manera independiente y no asociarse con nadie ni formar grupos ni crear cooperativas con otros campesinos.

"Esos han sido nuestros grandes retos, por lo que, en esta situación de emergencia tenemos que romper esa pared", lamentó el funcionario, quien aseguró que algunas de las subvenciones que otorgan las agencias federales son 100 % seguras.

Flores negó que la ausencia de tantos miles de agricultores que no han solicitado las ayudas se deba a que éstos se hayan unido a los otros cientos de miles puertorriqueños que se han ido de Puerto Rico a Estados Unidos por el paso del huracán.

"En el sector agrícola no he visto dueños de fincas que se han ido, pero sí obreros", dijo el titular, quien sin embargo dijo que de las 7,000 solicitudes que se han completado, 3,000 fueron la semana pasada.

"No podíamos dejarlo ahí, sino buscar un empujón", enfatizó el funcionario previo a participar de la entrega de cheques de parte de la Corporación de Seguros Agrícolas (CSA) de Puerto Rico a productores afectados para continuar con sus operaciones.

Por su parte, el puertorriqueño Carlos Suárez -representante del secretario de Agricultura federal, Sonny Perdue,- explicó que la solicitud que tienen que llenar es de una sola página, y tras completar el formulario, "se establece su autorización".

"Necesitamos que ellos vayan a las oficinas y estén dispuestos con el tiempo necesario sobre cómo ese programa trabaja. Los fondos están disponibles para proveer esa asistencia", sostuvo Suárez sobre los doce Centro de Recuperación por Desastre que abrió la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias para ayudar a estos obreros.

"Lo que estamos escuchando de éstos es que necesitaban más información. Hemos coordinado y hecho todos los esfuerzos necesarios sobre los diferentes programas. Estamos a mitad de camino, todavía nos falta y haremos todo lo posible para llegar a la meta", aseguró Suárez.

El funcionario federal detalló que el Departamento de Agricultura estadounidense también provee vales de alimentación para la industria lechera.

Hasta el momento, el Gobierno federal ha repartido 12 millones de dólares entre 275 vaquerías en Puerto Rico, con el propósito de que los ganaderos de leche acudan a los distribuidores de comida para la compra de alimentos de los animales.

Sin embargo, Flores Ortega contó que "muchas de las ganaderías están operando a mitad de producción", o sea, con generadores de electricidad ante la falta del servicio eléctrico, lo que ha limitado la industria y así las ventas de leche a los comercios.

El huracán María que el pasado septiembre arrasó Puerto Rico provocó unas pérdidas para la agricultura y ganadería de más de 2,000 millones de dólares, cerca de 5,000 vacas muertas y sectores como el del plátano y café que tardarán años en recuperarse.

Las plantaciones de plátanos, bananos o café, todos cultivos importantes para el sector en la isla, quedaron arrasadas y tardarán mucho tiempo en recuperarse, un mínimo de un año para que se pueda recoger algún fruto en el caso de los plátanos y 4 años para el café.