Inicio  





 Lo Más Visto
- Inconstitucional negar beneficios de programas federales
- Ocupan decenas de expedientes de solicitudes fraudulentas al PUA
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Inoperante el servicio para obtener el certificado de antecedentes penales en línea
- Educación admite falla del sistema durante el reinicio del semestre




  Por el libro
Bookmark & Share

6 de julio de 2020

SinComillas

El cierre de comercios y empresas para evitar la propagación del Covid-19 provocó una fuerte caída del consumo de energía eléctrica en los sectores comercial e industrial que no pudo compensar el crecimiento entre los clientes residenciales.

La facturación de electricidad, que había caído 14.4% en abril, seguía reduciéndose en mayo, con una merma de 3.4% respecto al mismo mes del año pasado, hasta 1,303 millones de kilovatio hora (kWh), según datos del Instituto de Estadísticas. Es el consumo más bajo para ese mes desde 1995.

El sector comercial experimentó la mayor caída, con una facturación 24.9% por debajo del año pasado y que en el mes de abril ya había caído 31.0%. En el sector industrial el descenso del consumo fue de 15.1% respecto al mismo mes del año pasado.

La facturación de electricidad se había reducido 1.8% en 2019, hasta 16,077 millones de kilovatios hora (kWh). Fue la facturación más baja en los dos últimos años y la menor desde 1996 si no consideramos los datos de 2017. La facturación había caído 21.7% en el 2017, como consecuencia del huracán María, pero se recuperó con un aumento de 20.8% en el 2018.

Por otro lado, la producción de energía eléctrica empezó a aumentar en mayo (0.2%) tras las caídas de marzo (-4.3%) y abril (-2.2%). La producción había crecido 8.2% en el 2019, el segundo aumento consecutivo.