Inicio  



 Lo Más Visto
- Aseguran que JCPenney está en serios problemas
- La radio A.M. y D. M.: Antes y después de María (Análisis)
- Las originaciones de hipotecas caen 28%
- EMISORAS ANUNCIAN SE CONVIERTEN EN BASE PARA RADIOAFICIONADOS (KP-4) DE CARA TEMPORADA DE HURACANES
- Qué son las llamadas “cárceles para deudores” en EE. UU. (y por qué algunos creen que son inhumanas)




  Por el libro
Bookmark & Share

23 de enero de 2018

EFE

El estado de Montana se convirtió hoy en el primer estado del país en forzar el cumplimiento de la neutralidad de la red después de que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) la aboliera el pasado diciembre.

El gobernador de Montana, Steve Bullock, firmó hoy una orden ejecutiva por la que aquellas compañías proveedoras de internet que tengan contrato con la Administración pública montanesa deberán cumplir con la neutralidad de red, el principio por el que se garantiza la internet como un servicio público.

Esta condición estaba protegida por la norma aprobada en 2015 bajo el Gobierno del expresidente Barack Obama, que impulsó la campaña por la causa en 2014.

PUBLICIDAD

"Garantizar que el estado de Montana solo hará negocios con compañías que se adhieran a la neutralidad de red", afirmó Bullock en su cuenta de Twitter, en la que invitó a otros territorios a sumarse a su iniciativa: "Si quieren, les enviaré una copia personalmente", dijo.

El gobernador incidió en que cualquier ciudad o territorio puede hacer lo mismo e, incluso, facilitó una "plantilla" para que otras instituciones hagan lo propio.

Bullock argumentó que "el futuro de Montana depende de una internet abierta y libre" al convertirse en "el primer estado" en blindar la neutralidad.

El pasado 14 de diciembre la FCC, con mayoría republicana, votó a favor de eliminar la neutralidad, lo que levantó una oleada de críticas desde la oposición demócrata, empresas, asociaciones defensoras de derechos civiles y hasta algunas voces en el Partido Republicano.

La supresión de este principio supone que las empresas proveedoras de internet tengan la potestad de bloquear o ralentizar el tráfico en una web a su antojo con el único requisito de tener que hacerlo público, lo que podría suponer una revolución en el modelo de negocio del sector.

De este modo, estas compañías podrían bloquear cualquier tipo de página sin importar el contenido de la misma, incluso medios de comunicación, plataformas de vídeo como Netflix o webs con ideologías opuestas.

Recientemente, los fiscales generales de 22 estados interpusieron una demanda contra la comisión por abolir la neutralidad en la red y pidieron su restitución.

De forma paralela, los demócratas en el Senado prevén forzar una votación con objeto de restaurarla y ya cuentan con el apoyo de 50 senadores -entre ellos una republicana-, por lo que solo necesitarían uno más para aprobar la medida en la Cámara Alta.