Inicio  





 Lo Más Visto
- Compras de farmacia ¿cuál es más barata?
- Se desploman las ventas de viviendas
- Piden se atiendan querellas por cobro de Auto Expreso
- Hyundai y Kia retiran compactos por defecto con luz de freno
- La pobreza alcanzará a más de la mitad de la población




  Por el libro
Bookmark & Share

4 de diciembre de 2017

Ethan Corey llegó a su casa en Nueva York después del trabajo y encontró un sobre en su buzón. “Buenas noticias, son los documentos sobre SV Credit, y creo que pueden ayudar a echar luz sobre nuestro misterio”, escribió de inmediato en un correo electrónico. SV Credit es el nombre con el que aparece en los documentos del caso de quiebra del gobierno de Puerto Rico la segunda firma con la mayor cantidad de deuda dentro del grupo ERS Creditors. Esta alianza de ocho firmas de inversión reclama $2 mil millones en bonos del Sistema de Retiro del gobierno. 

Corey es periodista para In These Times, que junto al Centro de Periodismo Investigativo (CPI) ha trabajado para encontrar la identidad y conocer la trayectoria de los principales bonistas en el caso de quiebra que se ve en el tribunal federal bajo la ley PROMESA. 

Lo que dicen los documentos que encontró en su buzón, los cuales obtuvo luego de llamadas y trámites con la división de corporaciones del estado de Delaware, es que el dueño de SV Credit es el fondo de inversión CSCP III Cayman General Partner manejado por Centerbridge, una firma buitre con $30 mil millones en activos bajo gestión y co manejada por Mark Gallogly, quien formó parte de la Junta Asesora de Recuperación Económica del expresidente Barack Obama.

El certificado de incorporación que finalmente aclara el enigma sobre quién estaba detrás de SV Credit está firmado por Susanne V. Clark, directora general senior de Centerbridge. 

Como muchos fondos de cobertura, esta firma también administra planes de pensiones de maestros. Entre sus clientes se encuentran la California State Teachers Association, que invirtió $250,000 en la división de deuda de alto riesgo de Centerbridge, y el Oregon State Investment Fund, que puso $500 millones en la misma división. Centerbridge también maneja planes de pensiones de los estados de Pennsylvania, California y Massachusetts. Por otra parte, a través del Centerbridge Foundation financia organizaciones sin fines de lucro que administran escuelas charter, como New Visions for Public Schools y Uncommon Schools, ambas en Nueva York.

A su vez, Centerbridge tiene participación en Ambac Financial, una aseguradora de $1,996 mil millones en bonos de varias entidades del gobierno de Puerto Rico, y que forma parte del caso de quiebra. Para octubre, la participación de Centerbridge en Ambac era de $28 millones. También es parte de un grupo de fondos buitre dueños del 70% de PRISA, la empresa propietaria del periódico español El País. Ese grupo inversionista de PRISA, que incluye a otras firmas con bonos de Puerto Rico como Angelo Gordon, Och Ziff Capital y Monarch Alternative, rechazó un descuento de 50 millones de euros en la deuda de esa empresa que se encuentra en un proceso de reestructuración. Centerbridge además está en medio de negociaciones para financiar el parque eólico “más grande de Grecia”.

El cofundador de Centerbridge, Mark Gallogly tiene silla en la Junta de asesores de Hamilton Project, un think tank de política económica de The Brookings Institution, así como en la Junta de supervisores del Columbia Business School y la Junta de directores de ROADS Charter High Schools. Desde que fundó Centerbridge en 2005 ha realizado contribuciones políticas que suman $2,180,135.36, en su mayoría a candidatos y comités demócratas.

Jeffrey Aronson, con quien Gallogly fundó Centerbridge, comenzó su carrera como abogado en la firma Stroock & Stroock & Lavan, trabajó en la firma L.F. Rothschild & Co. y antes de cofundar Centerbridge, en 2007, era socio del fondo buitre Angelo, Gordon & Co., actualmente miembro del Ad Hoc Group de acreedores de la Autoridad de Energía Eléctrica. Aronson es jefe de la Junta de directores de Johns Hopkins University y miembro de las juntas de directores de Johns Hopkins Medicine y New York University School of Law. Desde el 2005 ha hecho contribuciones políticas por $377,400.00, en su mayoría a candidatos y comités demócratas.

De la emisión de bonos de Obligación General lanzada por el gobierno de Puerto Rico en 2014 bajo calificación chatarra, Centerbridge solicitó $300 millones y obtuvo $70 millones. 

También perteneció al Ad Hoc Group de bonos de Obligación General, pero desde que comenzó el proceso de quiebra no había hecho ninguna aparición; hasta ahora que In These Times y el CPI revelaron que maneja el fondo SV Credit, con el que reclama $389,851,034 en bonos de Retiro.

El CPI identificó que otra de las ocho firmas que integran el ERS Creditors, y que hasta ahora había sido una gran incógnita, Andalusian Global Designated Activity, pertenece al fondo buitre Appaloosa Management. Appaloosa tuvo bonos de la Autoridad de Energía Eléctrica y solicitó $300 millones de la emisión de bonos de Obligación General de 2014, de los que obtuvieron $50 millones. 

Andalusian Global Designated Activity se registró en Irlanda en 2011 como una “casa de corretaje y gestión de fondos”. La dirección de la sede de Andalusian es 51 John F. Kennedy Parkway, New Jersey, la misma de Appaloosa.