Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos segun doctorshoper.com
- La decisión se tomó luego de años de críticas de ambientalistas contra la sustancia agroquímica.
- Alertan a ciudadanos para evitar estafa mediante uso de aplicaciones móviles
- Tribunal a punto de aprobar la fusión de T-Mobile y Sprint
- GM llama a revisión miles de pickups por segunda vez




  Por el libro
Bookmark & Share

6 de febrero de 2020

El Vocero

Tras meses bajo análisis del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), el alza en el precio del gas aún permanece vigente en el mercado, no empece a que la agencia radicó un cese y desista a dicha implementación hasta tanto culminase la investigación.

Acorde con la agencia, el proceso se ha dilatado ante la continua solicitud de documentos para que las plantas manufactureras evidencien la causa del alza. Estiman que para la semana que viene ya el DACO deberá tener un fallo.

Aunque públicamente el presidente de Empire Gas, Ramón González, reconoció el aumento, al momento no existe querella ante el DACO por parte de los consumidores que evidencie el cambio, que promedia entre $12 a $15 en el cilindro de 100 libras y de $5 en el cilindro de 20 libras.

La investigación responde a que desde el mes de diciembre las empresas mayoristas de gas —Empire Gas y Tropigas— han incrementado sus precios sin previo aviso a las agencias concernientes y en abierta violación al reglamento del DACO.

Desde ese entonces la secretaria del DACO, Carmen Salgado, solicitó a ambas empresas importadoras que presentaran toda la evidencia que justifica el aumento, plazo que venció el pasado 20 de diciembre. En ese momento, la funcionaria aseguró que la presentación de documentos no detenía la posibilidad de multas y otras penalidades que les pudieran ser impuestas por mantener el incremento en precio durante ese periodo —en abierta violación al reglamento 45 del DACO— lo que hasta el momento no ha sucedido por encontrarse todavía bajo el proceso administrativo de la agencia.

El VOCERO advino a conocimiento del alza tras haber entrevistado el pasado 12 de diciembre al presidente de Empire Gas —empresa importadora del 75% de la demanda actual—, quien alegó que el aumento no tenía nada que ver con la significativa penetración de mercado de su empresa, sino a que por años el gas licuado estuvo siendo vendido por debajo del costo, producto de la fuerte competencia existente.

Asimismo, el presidente de la Coalición Distribuidores Independientes de Gas Licuado de Puerto Rico (Codigas), Carlos Declet Jiménez, aseguró que el alza responde a una autocorrección del mercado, producto de la entrada de Puma, empresa multinacional que según él desarrolló una práctica de “dumping” por más de cuatro años que llevó los precios a niveles inferiores a su costo.