Inicio  



 Lo Más Visto
- Analisis de aumento de peajes de Metropistas para automóvil.
- Trucos para conseguir el mejor asiento en un avión
- Alerta: Retiran medicamento para bebés de Walmart, CVS y Family Dollar
- Hacienda enviará cartas de cobro a los que no hayan pagado IVU por comprar en Internet
- TRUMP NO PUEDE SALVAR A LA INDUSTRIA DEL CARBÓN AUNQUE QUIERA




  Por el libro
Bookmark & Share

12 de marzo de 2018

SinComillas

La cuenta principal de Hacienda (lo que se conoce como TSA) tenía $1,561 millones al 23 de febrero de 2018, un 24% menos ($500 millones) que lo que se había proyectado para esta fecha, según información publicada por la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF).

Por otro lado, los saldos corrientes en las cuentas del Gobierno al 31 de enero eran de $7,105 millones, un aumento de $157 millones respecto al 31 de diciembre, cuando había $6,948 millones. Gerardo J. Portela Franco, director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) explicó que esas cantidades no reflejan desembolsos extraordinarios de enero al presente y algunos de los fondos en las cuentas de bancos pertenecen a ciertas entidades fuera del Gobierno central y/o están sujetas a reclamaciones de litigios o restricciones de uso. El Gobierno dijo que publicará periódicamente estos informes.

El aumento en el total del balance de las cuentas de gobierno se debe, principalmente, a un incremento neto de $197 millones en fondos restrictos, que están sujetos a un procedimiento de Título III bajo PROMESA, y que ascienden a $2,351 millones.

Entre las cuentas de fondos restrictos está la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA) que reflejó un aumento de $122 millones.

Portela Franco reveló que, desde febrero de 2018, la AAFAF ha sostenido varias conversaciones con la firma Duff & Phelps, contratada por la Junta de Supervisión Fiscal para llevar a cabo un análisis independiente de las cuentas del gobierno, para explicar la metodología utilizada para hacer el inventario de las cuentas de bancos y establecer próximos pasos para completar el análisis de las fuentes de ingresos, uso de los fondos públicos y las restricciones legales de los mismos, entre otros.