Inicio  



 Lo Más Visto
- Analisis de aumento de peajes de Metropistas para automóvil.
- Alerta: Retiran medicamento para bebés de Walmart, CVS y Family Dollar
- Trucos para conseguir el mejor asiento en un avión
- Hacienda enviará cartas de cobro a los que no hayan pagado IVU por comprar en Internet
- TRUMP NO PUEDE SALVAR A LA INDUSTRIA DEL CARBÓN AUNQUE QUIERA

 Lo Más Comentado
- No al imperio de gas licuado en Puerto Rico (1)




  Por el libro
Bookmark & Share

8 de agosto de 2018

Primera Hora

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, anunció hoy que firmó el Proyecto de la Cámara 1347, que establece que la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) deberá notificar al abonado 48 horas antes de cualquier suspensión del servicio por falta de pago. 

La medida, de la autoría del representante José “Che” Pérez Cordero, fija que el aviso se hará mediante mensaje telefónico automático.

“El agua es un servicio esencial y con esta ley nos aseguramos de que los clientes tengan la oportunidad de evitar una suspensión del servicio o hacer arreglos para la terminación del servicio. Este es otro esfuerzo de nuestra Administración para utilizar las herramientas tecnológicas en beneficio de nuestro Pueblo”, indicó el primer mandatario en un comunicado.

Por su parte, el representante Pérez Cordero expresó que “con la aprobación de esta ley proveemos un mecanismo adicional en beneficio del abonado para que en un término de 48 horas previo a la suspensión del servicio sea notificado debidamente y evite el contratiempo de verse sin la prestación de un elemento tan esencial como lo es el agua potable”.

Añadió que “agradezco al señor gobernador por, una vez más, convertir en ley una intención legislativa de este representante que redunda en beneficio para todos los puertorriqueños”.

Esta legislación se une al Proyecto del Senado 811, convertido en la Ley 143 de 2018 para adoptar la Ley de Facturación Justa, Razonable y Transparente de los Servicios Públicos Esenciales en Situaciones de Emergencia. Con dicha medida, se prohíbe la facturación de un servicio no provisto por la AAA o por la Autoridad de Energía Eléctrica. 

“Los tiempos de grandes retos fiscales no justifican el abuso contra los clientes de servicios públicos y no impiden que transformemos al Gobierno para un servicio más eficiente. Por ello, continuaremos con las reformas gubernamentales impostergables como la consolidación de agencias y la inclusión de herramientas tecnológicas”, sostuvo Rosselló.