Inicio  





 Lo Más Visto
- Departamento de Energía de EE.UU. asegura que monitorea recientes apagones en Puerto Rico
- Walmart impulsa la capacitación financiera con nueva iniciativa
- ¿Tentado a probar un año sin compras? Aquí hay consejos de personas en EEUU que lo hacen
- Se quedan cortos los proyectos de energía renovable




  Por el libro
Bookmark & Share

10 de octubre de 2023

Primera Hora

El Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) rechazó el lunes una propuesta de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para eliminar el impuesto al inventario, indicando que la misma provocaría que cerca de 800,000 ciudadanos que no pagan contribuciones sobre su vivienda, tendrían que comenzar a pagar.

Según expresó el director ejecutivo del CRIM, Reinaldo Paniagua Látimer a través de un comunicado de prensa, el efecto de la medida de la JSF sería eliminar la exoneración para cientos de miles de ciudadanos.

Los que pagan por el exceso de la exoneración, verían un aumento.

“Si se elimina la contribución mueble en su totalidad como sugiere la JSF en ese documento, lo cual incluye el impuesto al inventario y los otros seis renglones de la contribución Mueble, relevaría de ese pago a los grandes comerciantes pero lo pasaría directamente a los dueños de las propiedades que se utilizan como vivienda principal. Los que reclaman la eliminación de este impuesto no han ofrecido alternativas viables para atender el asunto y esta no puede ser la opción”, aseguró.

Según datos del CRIM, el impuesto sobre inventario lo paga principalmente el 1% del total de comerciantes que pagan contribución mueble, o sea, grandes comercios que hacen negocios en Puerto Rico, la mayoría de los cuales gozan de exenciones sobre la propiedad mueble, tanto total o parcial que les concede el Gobierno Estatal o Municipal. “Cualquier cambio, ya sea eliminar o reducir la exoneración de que gozan los dueños que viven su primera residencia, pondría a pagar al que no paga o le aumentaría la contribución a los que hoy pagan”, aseguró.

Añadió, que los alcaldes han sido claros en que la eliminación de este impuesto, que representa $490 millones para los municipios, depende de que se identifique otra fuente de ingresos recurrente para sustituirlo, que no impacte el bolsillo de la gente. “El CRIM nunca ha considerado como alternativa pasarle esa contribución a la gente, para ahorrárselo a los grandes comercios que hacen negocios en la Isla, eso nunca ha sido ni será una alternativa, porque una acción como esa en nada le hace justicia al pueblo ni a los municipios “, aseguró.

“Es importante atender este asunto y lograr una opción viable de reemplazo de estos recursos que son tan necesarios para que los municipios puedan seguir prestando servicios que incluyen, recogido de basura, seguridad y servicios a los envejecientes, pero no puede ser asestándole un golpe al bolsillo de personas que hoy carecen de recursos para atender hasta sus propias necesidades básicas, eso seria inhumano e insensible”, reiteró el funcionario.

“Llevamos más de 4 años en conversaciones buscando alternativas razonables para atender ese reclamo e identificamos varias alternativas, entre las que figura el congelar la contribución al impuesto al inventario a un año base, pagando una cantidad fija por el inventario, lo cual permitiría al comerciante aumentar sus abastos de inventario sin límite, esto atiende y eliminaría la recurrencia de la tributación”, concluyó diciendo.