Inicio  

 Lo Más Visto
- Acuerdo de reestructuración en la AEE afectará principalmente a hogares de bajos ingresos
- Por qué 1 de cada 5 personas en EE.UU. está ahorrando dinero debajo del colchón
- Comerciantes alertan de impacto del bono de Navidad
- MCS demanda a MMM por campaña en su contra
- GM pide revisar más de 600.000 camionetas 4X4 y SUV




  Por el libro
Bookmark & Share

29 de octubre de 2019

El Vocero

Varios contratos de mantenimiento de las bombas de control de inundaciones que tuvo la empresa FLL Construction Inc. con el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) tras el paso del huracán María —y que fueron pagados con fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA)— forman parte de la pesquisa que lleva a cabo el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) y de la que son blancos la titular de la agencia, Tania Vázquez, y el superintendente del Capitolio, José Jerón Muñiz Lasalle, aseguraron fuentes de EL VOCERO.

Vázquez ha indicado que no es el objetivo de la investigación y Muñiz Lasalle dijo a este medio que no tenía información al respecto.

De acuerdo con las fuentes, los agentes federales buscan evidencia de la presunta intervención de Muñiz Lasalle para que se otorgaran los contratos a empresas de allegados suyos en el DRNA, a quienes en algunos casos se asegura solicitaba una porción del contrato.

Muñiz Lasalle no era empleado de la agencia pero —según algunos empleados— era el poder detrás del trono.

En el caso de Vázquez, se alega que dio luz verde para que Muñiz Lasalle tomara las supuestas acciones.

“Otro ángulo” del caso

“La intervención de Jerón continuó ocurriendo incluso después de que ya había sido nombrado como superintendente del Capitolio y eso es otro ángulo en conocimiento del FBI”, apuntó una de las fuentes de este diario.

Las facturas de las bombas

Este diario obtuvo copia de múltiples facturas de diversos servicios ofrecidos por parte de FLL Construction relacionados a las bombas para el control de inundaciones, luego del azote del fenómeno atmosférico el 20 de septiembre de 2017, entre estas la orden de compra #184EMM183 del 30 de octubre de 2017 por $26,859 para el “servicio de reparaciones de bombas y trabajos de emergencia para las casas bomba de San Juan, Cataño y Carolina”.

“Estos trabajos se necesitan con urgencia por el paso del huracán María”, se indica en el documento.

La orden #184EMM210 del 8 de noviembre de 2017 se emitió para el “alquiler de bombas Casa Bomba del Parque de Salinas”, “alquiler de un mes del 10/15/2017 al 11/15/2017, remoción de bomba y acarreo de la bomba”. La orden #184EMM185 —del 30 de octubre de 2017 y por un total de $67,200 —, se emitió “para el uso de empleados para realizar labores durante la emergencia del huracán María en las casas bomba de San Juan, Cataño, Guaynabo y Carolina”.

A su vez, la orden #184EMM203 del 2 de noviembre de 2017 y por $26,886, se emitió para el alquiler, instalación, remoción de mangas extras y acarreo y para la casa bomba de la Parada 18, en Santurce.

Según las fuentes, las autoridades federales también revisan una veintena de órdenes de compra —en poder de este diario— a FLL Construction que suman cerca de $500,000 y que fueron hechas el mismo día: 17 de septiembre de 2017, tres días antes del azote de María.

De Arecibo al Capitolio

Cabe destacar que FLL Construction obtuvo múltiples contratos con el municipio de Arecibo y con la Superintendencia del Capitolio, según el registro de contratos de la Oficina del Contralor.

Entre los contratos de FLL en el Capitolio figura uno por $194,381 con vigencia del 30 de noviembre de 2018 al 29 de enero de 2019. El mismo es “relacionado al sistema de aire acondicionado del hemiciclo, a través de una subasta informal”. Otro fue otorgado por $90,000 para la “impermeabilización de techos del (edificio) Ramón Mellado Parsons”, con vigencia del 16 de marzo de 2018 al 16 de abril de 2018; uno por $526,938 para la construcción de la Capilla Ecuménica del Senado, con vigencia del 23 de octubre de 2017 al 30 de abril de 2018, y otro por $72,106 para la reconstrucción del antiguo Edificio de Medicina Tropical tras los daños del huracán María.

A su vez, el FBI indaga sobre un criadero de caballos en Quebradillas, incorporado por Muñiz Lasalle y su hermano Carlos. En el lugar se llevó a cabo una fiesta el 29 de julio de 2017 para empleados de confianza de Vázquez. Uno de los exempleados de la dependencia suministró a este rotativo fotos del evento, en las que aparecen varios de los empleados del DRNA.

De otra parte, el exempleado suministró a este medio fotos de Muñiz Lasalle en las instalaciones del DRNA en horas de la madrugada, cuando la gerencia trabajaba con el presupuesto para el año fiscal 2018-2019. Asimismo, proveyó copia de los mensajes de texto como parte del intercambio que tuvo Muñiz Lasalle con los funcionarios de la agencia mientras se trabajaba en el presupuesto. En uno de estos hay una foto de Muñiz Lasalle junto a empleados de la dependencia en las oficinas centrales. En la imagen Muñiz Lasalle comentó: “Aquí trabajando el presupuesto del DRNA”. La foto fue tomada a la 1:12 a.m.

Otro exempleado del DRNA relató que esa madrugada “Jerón llegó molesto porque no habían puesto en el presupuesto la partida de contratos y lo que él hizo fue que dio instrucciones para que se pusiera y después sale en la foto que estuvo trabajando con el presupuesto”.

“Jerón se pasaba metido en el DRNA”

De igual forma, EL VOCERO obtuvo otra foto que publicó el senador novoprogresista por el distrito de Ponce, Luis Berdiel, en la que aparece este último junto a la alcaldesa ponceña, María “Mayita” Meléndez, la secretaria Vázquez y Muñiz Lasalle, entre otros, en las oficinas del DRNA. En la publicación, el senador Berdiel escribió: “Acompañando a nuestra alcaldesa de Ponce, Mayita Meléndez, en el DRNA, firmando acuerdos de colaboración para el pueblo de Puerto Rico”.

“Esto evidencia lo que hemos dicho, Jerón se pasaba metido en el DRNA”, acotó el exempleado.

Mientras, otro funcionario dijo a este medio que Muñiz Lasalle llegaba a las oficinas del DRNA a impartir instrucciones, a llevar a contratistas y “exigiendo que los contratos de diferentes servicios tienen que ser otorgados a estos. De los directores negarse a las peticiones de Muñiz, los amenazaba con despidos”.

El funcionario afirmó que advino en conocimiento de que Muñiz Lasalle trabajaba para el Senado el 16 mayo de 2017. “Pero, se identificaba en el DRNA como ayudante de la secretaria Tania Vázquez”, dijo.

EL VOCERO envió mensajes a FLL Construction para obtener su reacción, pero al cierre de esta edición ningún portavoz de la empresa había respondido.