Inicio  





 Lo Más Visto
- Inconstitucional negar beneficios de programas federales
- Ocupan decenas de expedientes de solicitudes fraudulentas al PUA
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Inoperante el servicio para obtener el certificado de antecedentes penales en línea
- Educación admite falla del sistema durante el reinicio del semestre




  Por el libro
Bookmark & Share

3 de julio de 2020

El Vocero

El paso de innumerables fenómenos atmosféricos, así como la crisis por el Covid-19, impulsará que los precios de las pólizas, principalmente las comerciales e industriales, incrementen en un amplio rango de entre 15% a 50%, dependiendo del sector al que pertenezca.

Javier Rivera Ríos, pasado comisionado de seguros y ahora fundador de JR Risk Management & Associates, en entrevista con EL VOCERO, indicó que, según datos del Insurance Journal y de algunos profesionales del sector de reaseguro, los sectores que experimentarán aumentos más significativos, con un alza promedio entre 20% a 50% , serán las empresas con pérdidas razonables tales como: hoteles, centros comerciales, hospitales, manufactura, cadenas grandes de restaurantes, detallistas de gasolina, y toda estructura que se encuentre frente al mar.

Asimismo, en términos generales, los restantes sectores deberán experimentar alzas en sus pólizas de entre 12% a 20%.

En vista de dicha tendencia, Rivera Ríos aseguró que este es el momento de reevaluar la práctica de renovar las pólizas de manera automática, sin que exista un previo análisis del tipo de riesgo de su empresa. “Hoy se suscriben pólizas comerciales y se busca el mejor precio, sin conocerse cuáles son las verdaderas necesidades de ese negocio. Hay que inspeccionar la propiedad, las valorizaciones de los activos, tener prácticas de mitigación de riesgos y educar el personal en ello. Cuando se tiene todo esto, al final del día el costo puede resultar hasta más bajo, porque se puede renegociar unos fees con las reaseguradoras. Quizás al principio el costo sea más alto, pero una vez mantienen todas esas prácticas al día, el costo sigue mermando”.

El ejecutivo reconoció, además, que los corredores de seguro tienen la capacidad de hacer los análisis de riesgo, pero no lo hacen. Enfatizó que el no hacer estos análisis de riesgo y repasarlos continuamente, es lo que permite que al momento de probar la pérdida no lo puedan hacer. “Si se cuenta con este análisis, mejor es la experiencia reclamando, de lo contrario estamos asegurando a ciegas”.

Enfatizó que después del huracán María, el sector comercial y empresarial en Puerto Rico se enfrentó a la realidad de que sus negocios y propiedades comerciales no estaban preparados para enfrentar ese evento. En muchos casos, sus pólizas de seguro carecían de cubiertas apropiadas para cubrir las reclamaciones por daños y pérdidas causadas por la catástrofe. La gran mayoría de esas empresas no tenía un plan de manejo de emergencias a tono con la magnitud del evento, lo cual llevó a muchos al borde de la quiebra.

“La manera en que se suscriben y se manejan los riesgos en el sector empresarial en Puerto Rico, debe tener un cambio, si esto no ocurre, definitivamente, no se obtendrán mejores resultados”, sostuvo el excomisionado de seguros.

Por otra parte, Rivera Ríos mencionó la llegada al mercado nuevas alternativas de seguros que se atemperan a los nuevos retos, como lo son las cubiertas paramétricas, la cuales permiten determinar la pérdida con antelación, lo que agiliza el pago en 10 a 15 días.