Inicio  





 Lo Más Visto
- Internet: En Puerto Rico se paga lo mismo que en EEUU por una velocidad menor
- Alertan sobre fraude telefónico a beneficiarios del Seguro Social
- Se complica el panorama de los desempleados
- Intervienen con varios negocios en la zona norte
- Cierran oficina del Departamento del Trabajo en Fajardo




  Por el libro
Bookmark & Share

14 de mayo de 2020

Primera Hora

No solo la sequía por el cambio climático, sino también el consumo excesivo de agua de muchas de personas que permanecen en sus casas por la cuarentena del COVID-19 ha afectado los niveles de los embalses, dijo hoy la directora ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Doriel Pagán.

La funcionaria pidió mesura a la ciudadanía con el uso del agua potable y si la condición de los lagos sigue afectándose no descartó un eventual racionamiento.

Pagán dijo que estos meses “secos y con poca lluvia”, han puesto en niveles de observación a la represa Carraízo, en Trujillo Alto, y al Lago Toa Vaca, en Villalba, mientras que el embalse Guajataca, en Quebradillas se encuentra en ajustes operacionales. Explicó que algunos clientes que se suplen de Guajataca tuvieron que ser transferidos a otras plantas de Rincón y Añasco para recibir el servicio.

Grafica Embalses Mayo 14 2020

Nivel de los embalses el 14 de mayo de 2020.

“Hemos visto que no solo del cambio climático, sino que el consumo de los clientes ha aumentado significativamente debido a que el agua es un elemento esencial para combatir la emergencia. Las familias están en sus casas y la época calurosa, tambié es parte del comportamiento del aumento en el consumo”, indicó Pagán en una conferencia de prensa en la sede del Negociado de Manejo de Emergencias y Desastres (NMEAD), en la carretera de Río Piedras a Caguas. Precisó que el consumo de agua en la Isla se ha duplicado.

“Usemos el agua con mesura, no la malgastemos, es un elemento esencial para combatir esta emergencia”, sostuvo la jefa de la AAA.

Dijo que ayer martes el lago Carraízo recibió escorrentías, por lo que se espera un aumento de cuatro centímetros en el cuerpo de agua, pero subrayó que según los pronósticos del tiempo “vamos a tener una temporada seca y estaríamos haciendo unos ajustes mas agresivos”.

“Cada temporada es única y cada seguía también, pero tenemos que atemperar la situación que estamos enfrentando a las variables actuales, estamos atemperando la realidad actual a nuestros ajustes operacionales y estamos evitando llegar a ese punto (el racionamiento)", indicó.

“No estamos descartando ninguna acción en estos momentos, estamos vigilando día a día estos embalses, tenemos que vigilar el comportamiento de las escorrentías para que los niveles no sigan bajando”, dijo cuando se le preguntó si descartaban racionar el líquido como ha tenido que hacer la Autoridad en años anteiores.