Inicio  



 Lo Más Visto
- Sobre un millón de residentes en Puerto Rico involucrados en incidente de seguridad de Equifax




  Por el libro
Bookmark & Share

16 de mayo de 2017

El Diario NY

Una persona que no tiene una buena cobertura dental con su seguro podría ser considerada “pobre” en los Estados Unidos, donde los costos por atención especializada son cada vez más altos.

De este modo, esa rama médica se ha convertido en la verdadera línea que divide a ricos y pobres, ya que los últimos prefieren invertir en productos de primera necesidad que pagar miles de dólares en su dentadura, publicó The Washington Post.

Del otro lado se encuentan miles de personas que gastan miles de dólares sólo en mantener más blancos sus dientes, en una industria estimada en mil millones de dólares al año.

Millones de estadounidenses dependen de clínicas de caridad o de salas de emergencias, pero quienes no pueden ni acudir a ellos terminan tirándose los dientes descuidados o que causan dolor.

Lo peor del escenario es que hay personas que tienen trabajos formales, estables, pero no ganan lo suficiente para cubrir los gastos del dentista.

El país está demasiado dividido entre gente acomodada y personas que luchan por todo, incluso para ver al dentista… Y lo peor es que no veo un puente para cruzar para ser una de esas personas ricas”, compartió Dee Matello, quien aprovechó las jornadas cívicas en el Wisconsin Civic Center, donde cientos de personas como ellas esperan ser atendidas.

El escenario en ese estado es similar en todo el país, donde 1 de cada 5 estadounidenses no tiene un solo diente real.

Los hispanos, por ejemplo, es el grupo con menor acceso a la salud dental, reportaron los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).