Inicio  



 Lo Más Visto
- Analisis de aumento de peajes de Metropistas para automóvil.
- Trucos para conseguir el mejor asiento en un avión
- Alerta: Retiran medicamento para bebés de Walmart, CVS y Family Dollar
- Hacienda enviará cartas de cobro a los que no hayan pagado IVU por comprar en Internet
- TRUMP NO PUEDE SALVAR A LA INDUSTRIA DEL CARBÓN AUNQUE QUIERA




  Por el libro
Bookmark & Share

24 de septiembre de 2018

El Mundo.es

La garantía protege al consumidor de que no se cumpla lo acordado en la compra de algún producto. El comprador tiene dos años a partir de la fecha de entrega para reclamar algún desperfecto de fábrica. Pero en el caso de las reparaciones, también tienes derecho a exigir una solución.

En el supuesto de que el objeto de garantía no reúna las condiciones óptimas para ser utilizado, el usuario tiene una serie de derechos, según el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid:

-La reparación gratuita del producto. En este caso, el vendedor debe pagar los gastos de mano de obra, el desplazamiento, las piezas y el transporte.

-La sustitución del objeto adquirido por otro de idénticas características. Esta opción no es posible cuando se trata de bienes que no se pueden sustituir por otros idénticos (por ejemplo, una obra de arte) y para los de segunda mano.

-La rebaja del precio. Cuando no ha sido posible la reparación del producto o cuando se ha realizado pero el problema continúa existiendo.

-Poner fin al contrato, devolviendo el producto y solicitando la devolución del dinero, salvo que el defecto sea de escasa importancia.

No obstante, a partir de los seis meses, conseguir una compensación se desvirtúa: "A partir del sexto mes de garantía le corresponde probar al consumidor, mediante un informe técnico o pericial, por ejemplo, que el defecto era de origen y ya existía en el momento de la entrega del producto, y que no ha sido provocado por un mal uso", explican desde FACUA.

¿Qué hago si el establecimiento ha cerrado?

En todos los casos debes ir al Servicio de Administración Tributaria (SAT) que te indique el fabricante o vendedor: "Si se acude a un establecimiento no autorizado, puedes perder la garantía", advierten desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Es importante, además, saber que no te darán factura, pero sí el justificante de depósito.

Y es que debes guardar las facturas, albaranes de entrega y los documentos de garantía. "Por supuesto, el documento en el que conste la garantía comercial o su publicidad son esenciales para poder exigirlas".

El portal también ofrece otras recomendaciones en circunstancias específicas:

-Diga lo que diga el documento, exige los derechos que la ley le otorga. Son irrenunciables y las limitaciones se tienen por no puestas.

-Si compras a distancia (internet, teléfono, catálogo...) y el defecto aparece antes de los 14 días naturales, olvídate de la garantía y haz uso de tu derecho de desistimiento: dispones de 14 días para comunicar su decisión y otros 14 desde ese momento para devolver el producto.

-Si el establecimiento ha cerrado, dirígete al fabricante. La ley prevé que cuando al consumidor le resulte imposible o le suponga una carga excesiva dirigirse al vendedor, podrá reclamar directamente al productor con el fin de obtener la sustitución o la reparación del producto.

-Si la reparación y la sustitución no consiguen la reparación, tienes derecho a pedir la rebaja del precio o la resolución del contrato.

¿Qué es la garantía comercial?

La garantía comercial es aquella que se da sobre un producto y es adicional a la garantía legal: "Con esta garantía se añade un plus a la ya mencionada, permitiendo una mejora de la garantía legal", explican desde Legálitas.

Este contrato deberá especificar el bien o servicio sobre el que recaiga la garantía; el nombre y dirección del garante; los derechos, adicionales a los legales, que se conceden al consumidor y usuarios como titular de la garantía; y el plazo de duración de la garantía y su alcance territorial, tal y como explican desde la asesoría jurídica.