Inicio  



 Lo Más Visto
- Imputan irregularidades a hermana de jefa de fiscalía federal en venta de armas
- Encaminado el plan para fijar requisito de empleo para el PAN
- Amigo anuncia el cierre de cuatro supermercados
- Por qué los mejores móviles ahora mismo son los más baratos
- Por qué la AAA pierde la mitad del agua que produce




  Por el libro
Bookmark & Share

9 de marzo de 2018

SinComillas

William C. Dudley, presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, defendió la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y reclamó al Gobierno credibilidad en el proceso de recuperación.

Dudley señaló que aunque se espera una recuperación de la economía puertorriqueña en el fiscal 2018, después de la caída de la actividad económica después del huracán, es importante no dejarse seducir por ese repunte en el crecimiento de la economía porque después volverá a caer. Se debe buscar un crecimiento sostenible en el largo plazo.

Las declaraciones las hizo durante una presentación organizada por la Cámara de Comercio. Dudley, que se encuentra de visita en la Isla, mantuvo una reunión con el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y visitó el Caño Martín Peña para conocer cómo van las labores de recuperación tras los huracanes de septiembre del año pasado.

Dudley presentó un análisis realizado el mes pasado de las economías de Puerto Rico e Islas Vírgenes de Estados Unidos después de los huracanes. Este es el tercer análisis que realiza el Banco de la Reserva Federal de Nueva York sobre Puerto Rico. Había publicado análisis en el 2012 y 2014. Puerto Rico forma parte de las regiones que atiende el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

 

“Hay un consenso de que la privatización es apropiada”, comentó Dudley a preguntas de la audiencia sobre la decisión del gobierno de privatizar la AEE. La energía renovables es algo que tienen que considerar.

 

El análisis presentado destaca la fuerte pérdida de empleos tras los huracanes, pero deja claro que la reducción de 4% del empleo no fue comparable con el causado por el huracán Katrina en Nueva Orleans en el 2005.

El informe del Banco de la Reserva Federal de Nueva York señala que el empleo se está estabilizando en los sectores que se vieron más afectados tras los huracanes –principalmente restaurantes– y se están creando puestos de trabajo en sectores como la construcción, relacionados con trabajos de limpieza y rehabilitación. Se espera que estos aumentos en el empleo continúen por algún tiempo.

De cara al futuro, el Banco de la Reserva Federal de Nueva York espera que la Junta de Control Fiscal y el Gobierno anuncien una serie de decisiones difíciles en los próximos meses. Advierte que el ajuste fiscal será doloroso y “muchas decisiones importantes serán indudablemente impopulares”. Es importante, dice, asegurarse de que los perjuicios y beneficios de las medidas de recuperación se compartan entre todos.

El Banco de la Reserva Federal de Nueva York ofreció ayuda en forma de investigaciones y análisis independientes. Por otro lado, defendió la necesidad de mantener la independencia del Instituto de Estadísticas. Dudley dijo que se necesitan estadísticas de calidad y aisladas de las presiones políticas para hacer análisis económico.