Inicio  

 Lo Más Visto
- Anticipan reposición de 250 mil hipotecas en Puerto Rico
- Walmart advierte que los aranceles harán subir los precios
- FBI arresta a un empresario por fraude bancario






  Por el libro
Bookmark & Share

19 de febrero de 2019

La Opinion

Las etiquetas informativas que vienen en los empaques alimenticios establecen una información que nosotros tomamos por cierta, sin embargo, ¿realmente lo es en todos los casos posibles? Vamos a ver algunos ejemplos de etiquetas engañosas.

1. Libre de azúcar

Es una etiqueta que nos puede indicar que  estamos adquiriendo un producto bajo en calorías. Pero lo cierto es que los alimentos nunca están libres de azúcar, las conservan aunque sea en un mínimo porcentaje.

2. Cero grasas trans

Lo mejor es no consumirlas, pero el conjunto de alimentos que las poseen es muy variado y amplio. Si te quieres asegurar que un alimento no posee grasas trans, asegúrate de que entre sus componentes no se hallen aceites hidrogenados y manteca.

3. Libre de grasa

En este caso es recomendable comparar las dos versiones, es decir, la que tiene grasa y la que no la incluye. Comparar ambas etiquetas es necesario dado que el contenido calórico de ambos alimentos puede ser el mismo.

4. Producto light

Es necesario aclarar esta cuestión. Un producto es “ligero” cuando tiene 50% menos de contenido calórico de lo que posee su versión normal. La etiqueta “light” también es empleada en referencia a su sabor y no siempre a dicho contenido calórico.

5. Libre de colesterol

Un producto es bajo en colesterol cuando tiene 20 miligramos o menos por ración, y es libre de colesterol cuanto tiene 2 miligramos como máximo. Es decir, no hay producto que sea completamente libre de colesterol.

6. Alto contenido en fibra

Los productos que afirman ser libres de fibra poseen 5 miligramos de ella por lo menos. Algunos fabricantes generan en primer lugar fibra dietética para un producto y agregan posteriormente fibra procesada, que no es una combinación para nada saludable.

7. Rico en antioxidantes

La comunidad científica reconoce cada vez más que algunos alimentos poseen muy buenas propiedades antiinflamatorias, sin embargo, no determinan aún qué niveles de antioxidantes son benéficos y cuáles dañinos.

8. Corazón sano

Los parámetros de la Asociación Americana del Corazón indican que un alimento con la etiqueta anterior debe ser bajo en grasas totales, poseer menos de 20 miligramos en colesterol y no más de 480 gramos de sodio.