Inicio  





 Lo Más Visto
- Compras de farmacia ¿cuál es más barata?
- Se desploman las ventas de viviendas
- Piden se atiendan querellas por cobro de Auto Expreso
- Hyundai y Kia retiran compactos por defecto con luz de freno
- La pobreza alcanzará a más de la mitad de la población




  Por el libro
Bookmark & Share

28 de noviembre de 2017

Agencia EFE

Una organización criminal que utilizaba un apartamento en la ciudad de Hialeah, en el condado Miami-Dade, para falsificar hasta un millar de tarjetas de crédito diarias fue desmantelada por la Policía, informaron hoy medios locales.

Uno de los cabecillas era Jaime Fernández Del Pino, de 27 años, junto con Julio Arjona Gómez, de 50, y Dayan Borger, quienes fueron acusados de “conspirar para cometer fraude” en un tribunal federal del condado de Miami-Dade, recogió hoy el diario Miami Herald.

También se presentaron cargos contra otras diez personas por el delito de fraude con “uso de dispositivo ilegales de escaneo para defraudar y posesión de equipo para fabricar tarjetas de crédito”.

Los detenidos obtenían la información personal y los números de las tarjetas de crédito de los usuarios en páginas de internet o en las gasolineras, en estas últimas mediante dispositivos ilegales.

 

La información y datos eran luego utilizados por los estafadores para clonar tarjetas de crédito en esta vivienda que aparecía con el nombre de “Hialeah Business”.

Los agentes de la Policía intervinieron en el pequeño apartamento miles de tarjetas de crédito falsificadas, unas 50,000 tarjetas plásticas vírgenes, impresoras y otros elementos para la falsificación.

Las órdenes de arresto se ejecutaron entre el 13 y 17 de noviembre pasado en el condado de Miami-Dade, y las ciudades de Orlando y West Palm Beach, donde fueron decomisados 95.000 dólares en metálico, vehículos nuevos de alta gama, un camión para la sustracción de gasolina, joyas y relojes de lujo y unas 70 plantas de marihuana.

Cabe recordar que la semana se presentó un caso similar en el que agentes federales detuvieron en Colorado a un hispano por dirigir una operación de falsificación de hasta mil tarjetas de crédito diarias.