Inicio  





 Lo Más Visto
- Compras de farmacia ¿cuál es más barata?
- Se desploman las ventas de viviendas
- Piden se atiendan querellas por cobro de Auto Expreso
- Hyundai y Kia retiran compactos por defecto con luz de freno
- La pobreza alcanzará a más de la mitad de la población




  Por el libro
Bookmark & Share

20 de noviembre de 2017

Noticel

El duro golpe a la industria de seguros apenas está comenzando, con un estimado entre siete mil a 10 mil millones de dólares en reclamaciones, según declaró el comisionado de Seguros de Puerto Rico, Javier Rivera Ríos.

El ejecutivo conversó con NotiCel antes de presentarse en una de las conferencias de la Convención Anual de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, y expresó que a casi dos meses del paso del huracán María por Puerto Rico, ahora es que la industria de seguros encara el mayor de los retos.

“Los modelos de RMS y Standard & Poor, con quienes tuve unas conversaciones hace unas días atrás, son bastante variados. Nosotros tenemos los nuestros, pero debe estar rondando los siete a los 10 mil millones de dólares más o menos”, detalló. “Todavía es temprano para dar un número certero, porque no solo hablamos del área de la propiedad, sino que también está el área de la salud, y también hay un impacto en el área de seguros gubernamentales”, agregó el Comisionado.

Rivera Ríos dijo que de estas reclamaciones se han adelantado unos 20 millones y aseguró que la industria de seguros cuenta con capacidad de pago tras la catástrofe en la Isla. Añadió que en las primeras semanas, las personas buscan atender como prioridad el alimento y la salud, por lo que ahora es que comienzan a dedicarse a reclamar sus pérdidas.

“En términos generales estamos satisfechos. La gente puede estar tranquila, las aseguradoras cumplen con el mínimo de reserva catastrófica que el código requiere, así que en ese sentido están listas para cumplir. Hay otro elemento a considerar y es que, tristemente, a pesar de que esperamos un fuerte golpe en reclamaciones el por ciento no pasa de la mitad de las pérdidas… así que no todas las pérdidas están aseguradas”, abundó el funcionario.

En ese sentido dijo que su oficina trabaja en una campaña para que los habitantes de la Isla tengan mayor conciencia al momento de asegurar sus propiedades y que lo hagan de la manera correcta. 

“El reto es después de pagar. Hay que mantener una industria estable, sólida, porque la industria en este caso tiene un protagonismo y prioridad enorme: recapitalizar a Puerto Rico de dinero nuevo, de dinero fresco que va a llegar, tanto a las propiedades individuales como al comercio, para poder levantar a Puerto Rico con el dinero que las aseguradoras están comprometidas a pagar”, aseguró Rivera Ríos.

El ejecutivo aceptó que, en efecto, puede darse un aumento en las primas tras la situación ocurrida en la Isla, y es un efecto que se da “por varias razones”.

“Hay muchas de ellas que no controlamos, como el Mercado Internacional de Reasegurados. Las aseguradoras, a veces, asumen riesgos hasta cierto punto y el exceso lo pasan a un reaseguro. Pero el mercado de reaseguro está teniendo muchos eventos a la vez: tenemos México con el terremoto, Islas Vírgenes, Texas, California, Florida, Puerto Rico… hay mucho evento ocurriendo a la vez y Puerto Rico tiene que seguir manteniéndose atractivo para ese mercado de reasegurados, para poder asumir los riesgos que son adecuados. Así que en ese sentido puede vislumbrarse un aumento en prima o ajuste en prima y vamos a tratar de ser lo más fiscalizadores posibles para evitar que, si hay algún incremento, sea injusto”, concluyó.