Inicio  



 Lo Más Visto
- Aseguran que pesquisa del gas está bien adelantada
- Las 10 mejores ofertas de alimentos segun doctorshoper.com
- Los daños que pueden causar los robots sexuales
- Los Boy Scouts of America se declaran en bancarrota
- Retiran del mercado botellas de agua para niños Contigo




  Ofertas Navidades 2019
Bookmark & Share

NotiUno

El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Comisión cameral de Asuntos del Consumidor, el representante Jorge Navarro Suárez, criticó al Secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames, por lo que catalogó coma una “campaña de desinformación de cara a la Venta del Madrugador”.

Según el representante, la “Guía para Sobrevivir la Venta del Madrugador” publicada por el DACO está repleta de errores y omisiones que afectarán a los consumidores que la utilicen para hacer valer sus derechos frente a los comerciantes.

A modo de ejemplo, dijo que la “Guía” del DACO indica en su Ejemplo 4 que en caso de que el bien anunciado en especial no se encuentre disponible, será el comerciante quien escogerá cual será el artículo sustituto que podrá ser seleccionado por el consumidor. Sin embargo, según el representante, la reglamentación del DACO sólo indica que si el inventario del bien anunciado en especial se agota antes del tiempo mínimo garantizado por el comerciante, éste vendrá obligado a ofrecer un artículo sustituto o vale (“rain check”).

De igual forma, dijo que el Ejemplo 3 de la “Guía” sobre lo que constituye un “artículo sustituto” está equivocado, puesto que al final del ejemplo se indica que si el artículo sustituto que le interese al consumidor tiene especificaciones superiores al artículo anunciado en especial, no se trata de un “artículo sustituto”. Sin embargo, el legislador citó la Regla 5 (D) del Reglamento del DACO, la cual define el “artículo sustituto” como aquel “de igual o superior calidad a un artículo anunciado en especial, y cuyo precio regular sea igual o superior pero no más del 50% del precio especial del artículo anunciado”.

“Aunque reconocemos este esfuerzo por parte del DACO, nos parece inaceptable que la agencia esté induciendo a error a los consumidores. En ningún lugar del Reglamento Contra Prácticas y Anuncios Engañosos del DACO se dice que será el comerciante quien escogerá el artículo sustituto a ser seleccionado por el consumidor. El Reglamento sí provee unos parámetros de lo que se considera un artículo similar, pero es claro que quien escoge el mismo siempre será el consumidor. De lo contrario, se derrotaría el propósito de la protección reglamentaria contra el anuncio engañoso, ya que el comerciante podría anunciar pocas cantidades de un artículo de una marca reconocida para cuando se agoten, tratar de obligar al consumidor a llevarse uno de una marca obsoleta o poco conocida, siempre y cuando el artículo tenga especificaciones similares al que se había anunciado en especial”, expresó.

Navarro Suárez añadió que “nos impresiona que el DACO diga en su Guía que el artículo sustituto que le interese al consumidor no puede tener especificaciones superiores al anunciado en especial, cuando la Regla 5 (D) del Reglamento claramente indica que el artículo sustituto puede ser de igual o superior calidad al anunciado en especial”.

“Es evidente que esta Guía sólo terminará abonando a la confusión que típicamente vemos durante la Venta del Madrugador”, sostuvo.

El legislador destacó que la Regla 4 del Reglamento Contra Prácticas y Anuncios Engañosos del DACO dispone que el mismo será interpretado liberalmente a favor del consumidor, por lo que entiende que ante cualquier duda razonable sobre el alance del reglamento de DACO, debe inclinarse la balanza a favor del consumidor.

Por otro lado, el representante criticó la falta de divulgación masiva de la Orden Interpretativa del DACO número 2013-02, la cual según explicó, hizo aclaraciones importantes sobre el alcance de las Reglas 13 y 14 del Reglamento Contra Prácticas y Anuncios Engañosos, que versan sobre la disponibilidad de bienes anunciados en especial.

Según el representante, la Orden Interpretativa del DACO número 2013-02, publicada por la agencia el 4 de noviembre de 2013, establece que cuando el comerciante limite las cantidades del producto en especial, tendrá que garantizar su disponibilidad por al menos una hora. Cuando la tienda utilice filas fuera de la misma para controlar la entrada de los consumidores, se entenderá que todos los consumidores que estén formados en fila durante esa hora serán acreedores de obtener el artículo en especial o, en su defecto, se le ofrezca al consumidor un artículo sustituto o “rain check”.

De igual forma, el legislador explicó que la Orden Interpretativa aclara que cuando un anuncio indica que el artículo está disponible para la venta “en la tienda o almacén”, almacén se refiere al almacén dentro de la misma tienda. En caso de que el almacén esté en otro lugar, se entenderá que el artículo está disponible si se le puede entregar al consumidor antes de culminar ese día de venta.

Finalmente, el representante indicó que la Orden Interpretativa aclaró el alcance de las correcciones de errores que los comerciantes vienen obligados a publicar cuando identifican alguna equivocación en sus anuncios. La interpretación oficial del DACO es que los errores corregibles se limitan a faltas ortográficas, gramaticales, equivocaciones respecto al precio regular o especial, o sobre especificaciones del producto, incluyendo la cantidad disponible. Sin embargo, no constituirá un error subsanable la no disponibilidad del bien anunciado, sin importar si la no disponibilidad ocurre porque no llegaron o no entregaron a tiempo los bienes anunciados.

“Esta Orden Interpretativa contiene una serie de aclaraciones muy importantes para el consumidor, pero de que valen si el consumidor no las conoce debido a que el DACO no le está dando publicación masiva. Ni en la llamada Guía de la Venta del Madrugador se incluyeron la mayor parte de los asuntos contendidos en la Orden Interpretativa del DACO. Peor aún, ni en la página de Internet del DACO se encuentra publicada la Orden Interpretativa del 4 de noviembre. Hacemos un llamado al Secretario del DACO para que desista de su campaña de desinformación al consumidor mediante la corrección de su Guía y la divulgación masiva de la Orden Interpretativa número 2013-02”, concluyó.